Detenido en Sanlúcar el presunto responsable de una plantación de marihuana en El Puerto

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sanlúcar de Barrameda a un hombre de 21 años de edad como presunto responsable de una plantación de marihuana a gran escala que ha sido desmantelada en una nave ubicada en el pago de Aljamar, en El Puerto de Santa María.

En el registro realizado se han intervenido un total de 1.000 plantas de “cannabis sativa”, así como material y aparatos para favorecer el crecimiento de las plantas y su posterior recolección.

La investigación se inició en octubre tras tener conocimiento de la existencia de una nave en el pago de Aljamar de El Puerto de Santa María donde al parecer se estaba desarrollando en su interior un cultivo ilegal de “cannabis sativa”.

Fruto de las gestiones realizadas y de los indicios recabados, que demostraban la veracidad de la información obtenida previamente, se realizó un registro de la citada nave. En el interior se localizó una plantación con 1.000 plantas de marihuana que contaba con un equipamiento completo, valorado en más de 18.000 euros y destinado para favorecer el crecimiento de este tipo de plantas.

Para conseguir el crecimiento natural simulaban la luz solar con varias lámparas repartidas por todo el espacio. También contaban con un sistema de ventilación, filtros y extracción del aire con filtros para evitar el fuerte olor de las plantas cultivadas. Además tenían equipos deshumificadores y gran cantidad de fertilizantes y elementos especializados en el tratamiento y manipulación de la droga.

Por todo ello, los investigadores han detenido a un hombre de 21 años de edad como presunto autor de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. La investigación continua abierta para determinar la participación de otras personas en los hechos investigados, por lo que no se descartan futuras detenciones.

Una vez finalizado el atestado policial, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número tres de El Puerto de Santa María, cuyo titular decretó el ingreso en prisión. La droga incautada será trasladada al Área de Sanidad de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz para su análisis, pesaje y posterior destrucción.

Este tipo de operaciones tienen una gran relevancia por el delito que se persigue contra la salud pública, y otros delitos conexos en el que las empresas suministradoras del fluido eléctrico y sus clientes se ven perjudicados por una defraudación que alcanza los 3.000 euros mensuales.

La investigación ha sido desarrollada por agentes de la Policía Nacional pertenecientes al Grupo de estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de El Puerto de Santa María-Puerto Real