Mamen Sánchez: “El Ayuntamiento ha dejado de ser parte del problema para convertirse en la solución”

El Gobierno del PSOE en Jerez ha hecho balance de su gestión en este 2017. Luces y sombras de un gobierno en clara minoría al frente del Ayuntamiento de la ciudad
El equipo de Gobierno de Jerez en rueda de prensa. Foto: MJ Romero

Balance esperanzador el que ha ofrecido esta mañana la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, a los periodistas de la ciudad. En una rueda de prensa para analizar y ‘sacar pecho’ por la gestión realizada en su mandato durante este 2017, Mamen Sánchez y su teniente de alcaldesa de Hacienda y Economía han destacado la reducción de la deuda que este organismo tenía con la Seguridad Social, Hacienda y con las empresas y proveedores.

“El Ayuntamiento ha dejado ser parte del problema para convertirse en parte de la solución de esta ciudad. Se ha convertido en el aliado de la ciudad en la senda de la recuperación”, ha valorado la alcaldesa en un tono triunfalista y sin olvidar nunca a sus rivales en el Ayuntamiento.

Mamen Sánchez ha defendido los “proyectos cumplidos” por su Gobierno que “consolidan la línea de trabajo de un modelo de ciudad que se echaba en falta en los últimos años y que estamos volviendo a poner en marcha. Hemos revertido la situación del caos municipal y hemos pasado una pésima gestión económica financiera del Partido Popular, como estamos pudiendo descubrir en estos años y los que nos queda todavía. Hemos pasado de esa pésima gestión a poner en orden las cuentas, a sacar y regular facturas que el PP guardó en un cajón, a pagar a proveedores y concesionarias, y todo eso a pesar de que se tenga que aumentar el periodo medio de pago”.

Y es que el Partido Popular ha sido parte del foco de atención en el que se ha sumergido la alcaldesa de Jerez en su balance anual, a quienes los ha acusado de “ocultar” las cuentas reales que tenía el Ayuntamiento durante sus años de gobierno en Jerez, que han generado numerosas “irregularidades” que el gobierno socialista está ‘destapando’ y reconociendo, un hecho que ha provocado que aumente el periodo medio de pago a proveedores del consistorio jerezano.

La leve bajada del paro en la ciudad, que en diciembre se sitúa por debajo de los 30.000 parados y el anuncio de las oposiciones para acceder a un puesto de trabajo en el Ayuntamiento, han sido algunos de los puntos “positivos” que la alcaldesa ha destacado en su balance. “Vamos a ser el Gobierno que después de 30 años va a ofrecer una convocatoria pública de oposiciones para que cualquier ciudadano pueda optar a tener una plaza de funcionario”, ha destacado Sánchez.

En este 2017 se han llevado a cabo (o se están realizando) inversiones por valor de 25 millones de euros y se han comenzado proyectos de calado para el centro histórico como el del Arroyo, la peatonalización de las Angustias, la Plaza Belén, los museos del Flamenco o las obras de la Hoyanca.

La llegada de nuevas empresas y negocios a la ciudad también ha sido otro de los puntos destacados por Mamen Sánchez, en concreto, un 20% más durante los primero nueve meses del año.

“A veces no nos damos cuenta de cómo ha cambiado la ciudad de Jerez”, ha anunciado la alcaldesa como preludio de un sinfín de argumentos sobre las diferencias habidas cuando gobernaba el PP respecto a su gestión actual. “El PP guardaba las facturas en los cajones, el PSOE no sólo las recupera para pagarlas sino que cumple con sus compromisos de pago con empresas y concesionarias” y un largo etcétera.

En este 2017, la gestión del teniente de alcaldesa de Economía y Hacienda, Santiago Galván, al frente de las cuentas del Ayuntamiento ha sido moderadamente positiva, al reducir la deuda que esta entidad mantiene con la Seguridad Social (pasando de los 113 millones de euros en 2014 a los 104 en 2017), con Hacienda (26 millones en 2014 y 21 en 2017), con el Consorcio de Bomberos (de una deuda de 14 millones en 2015 a 9 en 2017) o con proveedores como OHL cuya deuda se ha reducido de los 11 millones de 2015 a los 7 de este año presente.

Suspenso en autobuses y limpieza

A pesar de los aspectos positivos que el Partido Socialista ha dejado en Jerez con su gestión, este 2017 también va a ser recordado por las innumerables quejas sobre la limpieza, un servicio que necesita de una revisión urgente, aunque desde el Gobierno local han asegurado que ya han comenzado a trabajar en el nuevo pliego de condiciones que se licitará en 2019 y que el presupuesto de 2018 recogerá una partida de 400.000 euros para “ampliar servicios en la limpieza” dentro de lo que permite el pliego actual, una cantidad que parece a priori insuficiente para los problemas endémicos que se dan en algunas barriadas de Jerez.

Aún así, el teniente de alcaldesa de Movilidad, José Antonio Díaz, ha recordado que su partido “es el único que ha presentado una propuesta de mejora del servicio de limpieza en el presupuesto municipal, el resto de partidos no me consta a día de hoy que hayan presentado nada. Los golpes de pecho nos lo damos en el salón de plenos y en ruedas de prensa, proponiendo cosas insensatas”.

Otro punto negro de esta gestión municipal se visibiliza en el estado de los autobuses urbanos de la ciudad y en la larga espera que los jerezanos están sufriendo para ver llegar esos nuevos autobuses prometidos por el gobierno socialista a principios de año, y que a pocos días de acabar aún no han llegado. La adjudicación se anunció a principios de diciembre, dando a conocer que nueve autobuses de la marca Mercedes serían los escogidos para unirse a la actual flota de autobuses urbanos.

Otra de las ‘batallas’ contra las que ha tenido que lidiar este Ayuntamiento durante el 2017 ha sido el ZAS y los polémicos enfrentamientos que este verano se dieron entre vecinos del centro y comerciantes, una situación que Francisco Camas, como delegado de Seguridad, no supo manejar con solvencia y provocó el descontento de gran parte de los afectados.

Luces y sombras de un gobierno socialista en minoría al que sólo le queda año y medio de vida antes de las elecciones municipales de 2019, y que confía en presentar los presupuestos de 2018 en el próximo pleno de enero para su posterior aprobación.