Más de 3.000 personas se comieron las uvas desde la Plaza Isaac Peral de El Puerto

La intervención policial esa noche se centró más en solucionar los problemas de tráfico que en otras actuaciones ante la ausencia de sucesos

La Fiesta de Fin de Año organizada por el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María en la Plaza Isaac Peral se ha desarrollado con todo un éxito de participación y normalidad, según ha indicado el ayuntamiento.

Cerca de 3.000 personas, entre las que había no sólo vecinos de la localidad portuense sino también de otros puntos de la provincia, se dieron cita en una fiesta popular donde destacó el gran ambiente y la ausencia de incidentes, pese a la aglomeración de gente.

Una celebración que, desde el ayuntamiento aseguran, “afianza el 31 de diciembre como un día de convivencia y ocio en la ciudad, sobre todo desde que se recuperarán las campanadas de Fin de Año por el nuevo equipo de gobierno municipal”. Como ha recordado el teniente de alcalde de Juventud y Seguridad, Ángel González, “desde que el Ayuntamiento decidiera promover un cambio sustancial en relación al ocio en El Puerto, marcando actividades para todos los públicos y repercutiendo así a todos los sectores, la Navidad se ha convertido en un referente de lo que se debía cambiar. Y tras el alumbrado, las diversas actividades durante todo el mes de diciembre o la I Carrera San Silvestre, la Fiesta de Fin de Año se ha convertido en un emblema de este cambio no sólo para la ciudad, sino para toda la provincia”.

La noche de Fin de Año en El Puerto estuvo marcada por la fiesta organizada por el Ayuntamiento en la céntrica plaza Isaac Peral, donde además de las tradicionales 12 uvas, hubo animación, música y bolsas de cotillón para todos los asistentes. Más de 3.000 personas que se concentraron para dar la bienvenida al nuevo año, “una experiencia extraordinaria donde familias enteras tuvimos un único punto de encuentro para celebrar la entrada del año y sobre todo hemos brindado la oportunidad de poder pasar esta marcada noche en compañía a aquellas personas que se encuentran en situación de soledad”, según ha indicado el teniente de alcalde Ángel M. González.

Una noche sin incidentes

En cuanto a la seguridad, la noche transcurrió sin intervenciones graves y prácticamente sin actuaciones, en gran parte debido a que la Delegación competente dispuso de un amplio dispositivo municipal compuesto por Policía Local, Protección Civil, ambulancia y Bomberos, además de contar con la ayuda y colaboración del resto de cuerpos de seguridad y emergencia como Policía Nacional o Servicios Sanitarios..

Esta celebración no se circunscribió solo a la noche de fin de año, sino que desde primera hora del día 31, la ciudad vivió un gran ambiente, comparable al del 24 de diciembre, con gran afluencia de personas en las playas y pinares de la ciudad, así como en los pubs del centro, que acogieron a quienes decidieron continuar la fiesta tras las campanadas.

El tráfico rodado sufrió retenciones en los accesos al centro de la ciudad entre la una y las dos de la madrugada, colgándose incluso el cartel de completo en varios parkings de la zona.

Como ha recordado la teniente de alcalde Fiestas, Ana María Arias, “con esta celebración y la apuesta que se ha hecho para extender las actividades navideñas a todos los puntos de la ciudad y a todos los días, se cumple el objetivo marcado por nuestro alcalde, David de la Encina, para que El Puerto se viva todo el año. Y eso es lo que hicieron los y las portuenses y visitantes en esta mágica noche del 31 de diciembre al 1 de enero”.


banner RESTAURANTE