Lluvia… de caramelos en la Cabalgata de los Reyes Magos de Jerez

El Rey Gaspar a su paso por la avenida en la Cabalgata de Jerez. Foto: Ayuntamiento de Jerez

Al final, el debate generado en las redes sociales por la amenaza de lluvia en Jerez de la Frontera y las críticas por no adelantar la Cabalgata de Reyes al 4 de enero, han quedado en nada.

La Agencia Estatal de Meteorología advertía hace unos días que el 5 de enero llovería en la ciudad, sin embargo, según se acercaba esta fecha, las previsiones se iban diluyendo hasta indicar que el agua arreciaría en Jerez pero a partir de las nueve de la noche. Y esta vez, no se equivocaron. El Ayuntamiento de Jerez en su decisión de adelantarla pero sólo unas horas, tampoco.

La Cabalgata de Reyes con sus 15 carrozas tomaban su salida a las cuatro de la tarde (hora y media antes de lo previsto inicialmente) desde el Parque González Hontoria, sorteando las leves rachas de viento y la amenaza de un cielo gris que no presagiaba nada bueno. Pero los Reyes son mágicos y en este día, 5 de enero, todo puede pasar. Así que sin miedo a una prevista lluvia, el cortejo iniciaba su camino hacia el centro de la ciudad, acompañado en todo momento por cientos de personas que pedían a los Reyes y a sus pajes más caramelos.

Y es que la única lluvia que se dejaba ver esta tarde era la de caramelos, con los más de 25.000 kilos de estos dulces, además de gominolas y chocolatinas que se han lanzado. Una tarde donde, a pesar del frío, la ilusión por ver a Melchor, Gaspar y Baltasar no impidieron que los más pequeños disfrutasen de una noche mágica y muy animada gracias a los pasacalles y las charangas que acompañan este cortejo.

La Cabalgata de Reyes realizó al final su itinerario completo en el tiempo estimado, pasando por calles como Porvera, Larga y Honda, para acabar alrededor de las ocho de la tarde en el Belén Monumental de Santo Domingo, donde sus Majestades realizaron la tradicional ofrenda al niño Jesús y alentaron a todos los pequeños de Jerez a dejarles un dulce en esta noche mágica en que “cuando estéis dormidos dejaremos junto a vuestros zapatos los regalos que nos habéis pedido”.

Melchor, en representación de los tres Reyes Magos ha lanzado un mensaje de tolerancia y respeto, animando a todos los niños y niñas a portarse bien con sus padres y mayores y a no olvidar que hoy día hay muchos niños que viven bajo los efectos de alguna guerra y no pueden celebrar esta festividad como ellos. “La verdadera felicidad se consigue cuando hacéis felices a los demás y no teniendo más cosas y juguetes”, ha sentenciado el Rey Melchor para después emprender el camino que esta noche, con el don de la ubicuidad, les llevarán a la vez a todos los hogares de Jerez y del mundo.

El 5 de enero ha vuelto a ser un día mágico, en el que los Reyes han salido a la calle ‘retando’ a la lluvia anunciada, una previsión que afortunadamente no se ha cumplido y ha permitido vivir una gran Cabalgata en Jerez.