Cegados por el Sol

Eduardo Bernal25/01/2018

Call Me By Your Name

Valoración: 4 Butacas sobre 5

 

La película de Guadagnino no es una historia de amor, es amor, puro y duro. Puro como el aire que respiramos en la naturaleza salvaje. Duro como la roca a la que nos aferramos aun sabiendo que la marea nos arrastrará. Call Me By Your Name es ese verano en Italia que empieza sin saber cómo va a acabar y que, cuando llega a su fin, ha cambiado tu vida para siempre. Es esa incertidumbre, ese miedo a caer al vacío, a mostrarte en el espejo tal y como eres, a dejarte llevar por tus sentimientos y dejar de lado los prejuicios mundanos. Es amor en el tiempo y en el espacio, es la partitura de una canción que suena al son de los latidos de un corazón que corre en la autopista de lo desconocido, de lo oculto, de lo profundo del ser, del ser uno mismo y no el reflejo del espejo distorsionado que veías en cada amanecer; una canción que cambia al mismo ritmo que uno mismo.

También es agua, es el discurrir de un río que te envuelve, un río hecho de tus propias lágrimas, un río que desemboca en el mar de la plenitud, de la felicidad pasajera, de la sonrisa efímera y del dolor permanente. Es esa aventura que empiezas con miedo y terminas con pánico. Es esa figura esculpida a base de experiencias, recuerdos, sueños y lamentaciones que acaba configurando nuestro propio ser, nuestro abrupto presente y nuestro incierto futuro. Es, asimismo, una llamada telefónica que te despierta de tus sueños para adentrarte en tu peor pesadilla. Es una bicicleta que rueda sola, una bicicleta sin frenos que te lleva a ese lugar recóndito donde estaban escondidas tus mejores emociones. Es esa moneda con la cara y la cruz de la propia vida, esa disyuntiva que sólo te regala la juventud, esa carretera que se bifurca en dos caminos de los que sólo puedes elegir uno. Es la luz que entra en tu habitación cuando todo está oscuro, el albaricoque que faltaba en la macedonia para que sea perfecta.

CALL ME BY YOUR NAME,TimothŽe Chalamet as Elio .Photo by Sayombhu Mukdeeprom, Courtesy of Sony Pictures Classics.

También es la pulsión, el frenesí,esa pasión propia de la lozanía que despierta a la marmota y duerme a la lechuza. Es ese revés que hace que tu mundo se quiebre para siempre, los últimos días de solsticio que vaticinan la llegada del equinoccio. Es una carta de amor al amor, al amor sin concesiones ni condiciones, al amor sin máscaras ni antifaces. Es un poema de métrica difícil y rima imposible. Es una huella en la playa, un baño en el mar a 120 pulsaciones por minuto, una fotografía que intentamos tomar mientras quedamos cegados por el sol.

SINOPSIS

Elio Perlman (Timothée Chalamet), un joven de 17 años, pasa el cálido y soleado verano de 1983 en la casa de campo de sus padres en el norte de Italia. Se pasa el tiempo holgazaneando, escuchando música, leyendo libros y nadando hasta que un día el nuevo ayudante americano de su padre llega a la gran villa. Oliver (Armie Hammer) es encantador y, como Elio, tiene raíces judías; también es joven, seguro de sí mismo y atractivo. Al principio Elio se muestra algo frío y distante hacia el joven, pero pronto ambos empiezan a salir juntos de excursión y, conforme el verano avanza, la atracción mutua de la pareja se hace más intensa.

Reparto: Timothée Chalamet, Armie Hammer, Michael Stuhlbarg, Amira Casar, Esther Garrel, Victoire Du Bois

Duración: 130 min.

Dirección: Luca Guadagnino