Gambín firma un convenio urbanístico con la familia Mora-Figueroa

El Ayuntamiento dispondrá de un edificio en el Casco Antiguo de 1.500 m2 para equipamiento turístico, se modifica la calificación urbanística de un suelo en San José para viviendas sociales a los vecinos del municipio.
Foto: Ayuntamiento de Arcos de la Frontera

El Ayuntamiento de Arcos de la Frontera ha sido el escenario de la firma de un convenio urbanístico entre el municipio y el propietario del Castillo de Arcos, Santiago Mora-Figueroa. Se trata de un acuerdo por el que el Consistorio recibe un edificio en el Casco Antiguo de Arcos, de 1.500 m2, para destinarlo a equipamiento turístico-cultural de un gran potencial.

A su vez, se modifica la calificación urbanística de un suelo en la zona de San José, destinado a facilitar viviendas sociales a los vecinos del municipio, así como dotar al Ayuntamiento de un suelo de equipamiento para la futura ampliación del Edificio Emprendedores, según ha explicado el regidor arcense Isidoro Gambín.

Con este convenio, se persigue potenciar el carácter de paisaje relevante que tiene nuestro centro urbano, además de lograr como equipamiento un inmueble en la calle Murete, incluido en el Plan Especial del Conjunto Histórico. En todo caso, son fines beneficiosos para el interés general, en los que se está agilizando la gestión urbanística.

Cabe recordar que el Ayuntamiento lleva a cabo una política de ampliación de sistemas generales y dotaciones que permita ofrecer al municipio una calidad de vida digna, cumpliendo con los estándares de la LOUA. Al tiempo, se busca favorecer la regeneración del Conjunto Histórico, especialmente porque significa creación de nuevos empleos, así como actividades que complementen y refuercen el papel de centralidad que el Conjunto Monumental representa.