‘Medio Pico’ se incorpora a la colonia de buitres leonados del Zoo tras su implante de pico

María José Romero

Foto facilitada por Ayuntamiento de Jerez

El buitre leonado, ‘Medio Pico’, que sometido a una operación de implante de pico hace tres meses en el Zoobotánico de Jerez, ha recibido hoy el alta médica y podrá incorporarse a su colonia en las instalaciones del parque.

El doctor Francisco Rábago, experto en prótesis dentales humanas, y el veterinario del Zoo, Miguel Ángel Quevedo, han valorado hoy de forma positiva al animal que ha evolucionado satisfactoriamente tras la intervención y que se comporta de forma natural, utilizando el pico como si fuese suyo y alimentándose sin ningún tipo de problema. Ambos han determinado que la prótesis que se ha implantado sobre el hueso frontal ha encajado bien y han coincidido en señalar la rápida recuperación que ha experimentado el buitre, que una semana después de la operación, se alimentaba solo.

Ahora ‘Medio Pico’, que nació con esta malformación y fue hallado por un particular el pasado mes de julio en un estado de desnutrición, pasará a formar parte de la colonia de buitres leonados del Zoo, donde se incorporará al grupo de reproducción de la especie.

De este modo, el Zoobotánico espera que la descendencia del buitre, de algo más de un año ahora, pueda ser liberada dentro de los programas de reintroducción de la especie que el Zoo desarrolla con instituciones europeas como la reintroducción del buitre leonado en los Balcanes.

‘Medio Pico’, como cariñosamente lo llaman, fue hallado por un particular el pasado 31 de julio en el Cortijo de las Niñas, cerca de la carretilla que va al canal de San Clemente (Huescar). Su peso era tan solo de 4.700 kilos, teniendo en cuenta que el peso normal de su especie oscila entre los 6 y 7 kilos, podemos decir que tenía una clara desnutrición debido a una malformación en la parte superior de su pico, la causa de esta malformación aun no se ha podido concretar.

‘Medio Pico’ ha podido sobrevivir durante su período de pollo gracias a la alimentación de sus padres, pero al llegar a la edad de vivir de forma independiente cayó al suelo desnutrido y sin fuerzas. Fue entregado en el Centro de Recuperación de Granada y desde allí trasladado al Zoobotánico de Jerez para ver la posibilidad de integrarlo en el grupo de buitres  reproductores que vive en el Zoo una vez que se le buscara alguna solución que  hiciera posible dicha introducción en el grupo.

Inicialmente, se le daba el alimento con unas largas pinzas y ‘Medio Pico’ cogía el alimento sin que fuese necesario forzarlo para que comiese. Cuando adquirió un poco más de fuerza, aprendió con ayuda del personal que le entrega el alimento a mano a comer utilizando tan solo el pico inferior a modo de cuchara.

El animal fue sometido el pasado 9 de noviembre a una operación llevada a cabo por el doctor Rábago y el veterinario del Zoo, Miguel ángel Quevedo, de más de dos horas. Los resultados han sido increíbles. A la mañana siguiente Medio Pico utilizaba la prótesis como si lo hubiera tenido desde que nació comiendo con habilidad y apetito.