Butaca y ButacónProgramas

Crítica de ‘Lady Bird’: Un Viaje De Ida y Vuelta

0

Valoración: 4 Butacas sobre 5

Tras haber cosechado múltiples premios y nominaciones en los premios Gotham, Globos de oro, Círculo de críticos de Nueva York, Oscar y demás parafernalias, llega a las pantallas españolas Lady Bird (que pude ver en un pase exclusivo en la sede de Universal Pictures España gracias al programa Días de cine), la primera película de Greta Gerwig como directora en solitario, diez años después de estrenar Noches y fines de semana, esa pequeña joya que firmó junto a Joe Swanberg.

Ahora, tras cautivarnos con su presencia en grandes películas como Frances Ha, Lola Versus, Mistress America o Mujeres del siglo XX, Gerwig deja a un lado su faceta de actriz y nos regala Lady Bird, un viaje de ida y vuelta con tintes autobiográficos, donde la joven, bella y talentosa Saorsie Ronan, en una suerte de alter ego de la propia cineasta, deja para la posteridad un personaje mágico y sin parangón, el que da nombre a la película, una chica de diecisiete años que experimentará en primera persona el paso de la adolescencia a la juventud. En este viaje conocerá la amistad (y la falsa amistad), el amor (y el desamor) y la melancolía en ese intento de huir de lo que significaba su vida hasta el momento, renegando de todo aquello que le ha hecho crecer. Es un viaje de ida, del desapego y del descubrimiento de uno mismo, de lo que uno quiere ser y dejar de ser. Pero también es un viaje de vuelta, de la añoranza de lo que fue y ya no es, de lo que dejamos atrás y lo que realmente queremos y siempre hemos amado.

En este viaje, Lady Bird no deja escena para nadie más. Si bien es cierto que Greta Gerwig ha creado un amplio abanico de personajes para que todo tipo de público se pueda sentir identificado con ellos, es Saoirse Ronan la que acapara cada secuencia del film, dejándonos claro desde el primer minuto de metraje que la historia que se nos está contando es autobiográfica, no hay concesión para distracciones ni subtramas. Aquí la protagonista es Ronan. Sí, está muy bien acompañada por Laurie Metcalf en el papel de madre. También aparecen Timothée Chalamet y Lucas Hedges, a los que podemos ver actualmente en los cines en Call Me By Your Name y Tres anuncios en las afueras, respectivamente. Pero la protagonista es Saoirse Ronan, que nos regala el que es, muy probablemente, el papel de su carrera (que, pese a sus 23 años, es extensa a la par que prolífica). Su naturalidad traspasa la pantalla, haciendo que nos creamos en todo momento que Ronan es realmente Lady Bird, pues estamos ante una simbiosis perfecta, de las que pocas veces se ven en pantalla.

En cuanto a la dirección de Greta Gerwig, no se desmarca del estilo propio del cine indie americano ni de los tics que tanto vemos en el festival de Sundance. Pero tampoco lo necesita. No necesita estridencias ni saltos mortales para destacar (o no destacar, que es precisamente lo que pide el film). La aparente planicidad y la sencillez del trabajo de Gerwig es exactamente lo que casa con la historia de Lady Bird, una historia que puede ser la tuya, la mía, la nuestra, la vuestra. Es una casa construida con los ladrillos de la vida de la directora/guionista, pero también con los ladrillos de todos y cada uno de los que entremos en esta ligera, cautivadora y placentera aventura. Pues todo esto no pertenece sólo a Gerwig, sino a los que somos o algún día fuimos jóvenes.

Y precisamente es la juventud, los recuerdos y las vivencias de la adolescencia lo que envuelve toda la película, desde la banda sonora basada en películas como Los cuatrocientos golpes o Amarcord hasta las canciones de Alanis Morisette o Justin Timberlake (que ninguna generación se quede sin su música). Y no sólo el apartado musical, también los colores, la fotografía y el montaje acompañan a ese espíritu juvenil que abarca todo el largometraje. Todo funciona en la primera película en solitario de esa artista completa y abanderada del mejor cine independiente actual llamada Greta Gerwig. Espero que éste sólo sea el aperitivo de un delicioso menú.

Te gustará también

Comments

Comments are closed.