Flamenconautas hace ‘navegar’ el carácter universal del flamenco en ‘Vamo’ allá’

El flamenco que se hace en el mundo -o, al menos, una muestra representativa- es lo que pretende mostrar Flamenconautas, Compañía Internacional de Flamenco, en el estreno de ‘Vamo’ allá’ hoy día 27 de febrero en el Teatro Villamarta, escenario principal del XXII Festival de Jerez. Un espectáculo que aglutina a artistas de 12 países y que reivindica el carácter universal de este arte pero, a la inversa. Esto es, dando el protagonismo que merecen bailaores y músicos originarios de otras tierras en una de las cunas de este arte.

Completan la oferta del certamen el baile de José Barrios en Sala Compañía dentro del ciclo ‘Baile con ellos’ y la voz de la joven jerezana María Terremoto en Bodegas González Byass, dentro del ciclo ‘Mujeres de la Frontera’.

Como aquellos argonautas de la mitología griega, la singular ‘nave’ de estos flamencos del mundo tiene al coreógrafo Javier Latorre, al director de escena y autor de la dramaturgia y libreto, Francisco López, y al bailaor japonés Shoji Kojima como responsables principales de un proyecto que hace su primera escala en el XXII Festival de Jerez. A ellos se suma la productora mexicana Akais Chindos, sin olvidar la implicación de la muestra.

“Un pequeño paso para nosotros y un gran paso para el flamenco”, explicó Javier Latorre ante los medios de comunicación parafraseando al astronauta Armstrong. Además, aventuró que “el flamenco no será Patrimonio de la Humanidad hasta que no haya compañías extranjeras en la programación de los principales eventos ”. Convencido está el coreógrafo de que, en el contexto actual, “nosotros hacemos el flamenco y la Humanidad lo contempla”.

Fotografía cortesía: Festival de Jerez / Javier Fergo

Para revertir esta situación, precisamente, se ha creado Flamenconautas, Compañía Internacional de Flamenco. Y el origen de todo  se remonta, según Latorre, a su propia experiencia vital. Aquel tiempo en que este valenciano vio al Ballet Nacional de España y, ni corto ni perezoso, se fue a Madrid hasta que se hizo bailaor. “Yo recorrí varios cientos de kilómetros, pero hay quien ha recorrido miles”, señaló.

Entre ellos, figuran nombres como Shoji Kojima quien, a sus 78 años, aún recuerda su largo viaje hasta España -con unas 3 semanas de duración- abandonando una carrera artística ya iniciada para retomar otra nueva: la del flamenco. Un duro esfuerzo que se vio finalmente recompensado. “Este espectáculo es un homenaje a toda esa gente”, expuso Latorre. Y Kojima viene a ser la muestra palmaria de todos ellos, “el paradigma de ‘Vamo’ allá’”.

 

Otros mensajes

Sin embargo, la propuesta contiene otros mensajes. Como coreógrafo, Latorre hace hincapié en la importancia de los ballets y sus coreografías y que “el flamenco cree industria”. Su experiencia como docente en uno de los cursos del Festival de Jerez, cuyos alumnos mayoritamente extranjeros exhibían sus habilidades sobre el escenario en una Gala Final, le llevó a la conclusión de que “salían cosas dignas en muy poco tiempo”. Y, por supuesto, “se podrían hacer con artistas extranjeros profesionales”. Para esta ocasión, los elegidos proceden de países tan diversos como China, Japón, Argentina, Chile, Rusia, Brasil y México, entre otros.

En ‘Vamo’ allá’ ese carácter internacional se tiene en cuenta incluso en la concepción del espectáculo. Así las cosas, el público podrá ver “pequeños detalles” a modo de reconocimiento hacia figuras del baile que han contribuido a difundir este arte al margen de sus fronteras. Piezas que transitan por palos como la petenera, la farruca, la guajira, fandangos, caracoles, caña, martinete-seguiriya para finalizar por bulerías con el número que da título al montaje y donde estará presente toda la compañía.

“Es una obra emocionante, de una gran calidad técnica y, para mí, está siendo una experiencia inolvidable”, aseguró Latorre. Shoji Kojima -que hará un número con Chicuelo a la guitarra- dijo estar “muy feliz” por participar en este proyecto. “La felicidad me la dan ustedes, esta tierra”, precisó.

Un cuerpo de baile formado por 14 personas tendrá el sostén musical de las guitarras de Flavio Rodrigues y Tino Van Der Sman, el piano de Alfonso Aroca, los instrumentos de viento de Sergio de Lope y la percusión de Perico Navarro.

Antes de que arranque el espectáculo de Flamenconautas, Compañía Internacional de Flamenco, lo hará el bailaor cordobés José Barrios con su ‘Reditum, bailando flamenco’ en Sala Compañía dentro del ciclo ‘Baile con ellos’. De alguna manera, Barrios aborda un viaje interior hacia sus orígenes después de llevar años enrolado en compañías señeras como las de María Pagés o Blanca del Rey, entre otras. “Llevo 20 años por el mundo y ahora, con la maleta de vuelta, regreso a Córdoba”, donde parece que recalará su baile en este primer viaje en solitario sobre el escenario.

Todo ello con el acompañamiento de Isaac Muñoz a la guitarra; Paco del Pozo, Ana Ramón y Sara Corea, al cante; Diego Villegas, con los instrumentos de viento; y la percusión de Luis Dorado.

“Uno tiene que dar en su tierra lo mejor”, advirtió María Terremoto. La joven jerezana cantará en Bodegas González Byass a medianoche, dentro del Ciclo ‘Mujeres de la Frontera’ para mostrar el sello inconfundible de su saga familiar, “de donde vengo y lo que he vivido”.

Con sus 18 años recién cumplidos estará por segunda vez en el Festival. Sin embargo, en esta edición será su debut como artista principal. Sobre el escenario contará con la presencia de Nono Jero a la guitarra; Melchor Borja al piano; Carlos Merino a la percusión; los coros de Ana González e Inma La Carbonera; y las palmas de Manuel Valencia y Manuel Cantarote.

Video cortesía de : boasorte / Javier Aguilar