Crítica de ‘Héroes en el Infierno’: “Un drama solvente con un plantel de actores de primer nivel”

Valoración: 3 Butacas sobre 5

Antes del pase de prensa de ‘Héroes en el infierno’, busqué información sobre la película y apenas encontré nada, salvo una referencia a la historia que cuenta porque está “basada en hechos reales”. Sin ánimo de destriparla a los lectores potenciales de esta reseña, he de comentar que ocurrió una situación muy parecida en Guadalajara (Castilla La Mancha) en el mes de julio del 2005 y nadie en España ha decidido rodar una película sobre este hecho, es decir, las aventuras y desventuras de un retén contra incendios. ¿Por qué? En Estados Unidos respetan a sus héroes y en nuestro querido país quedan a merced del olvido.

Retomando el tema principal y dejando de lado la crítica social, la película es un drama solvente con un plantel de actores de primer nivel. Destaco de entre ellos a Josh Brolin (el jefe del grupo), Jennifer Connelly (su mujer) y Miles Teller (el tipo más rebelde del grupo). El porqué es bien sencillo puesto que son los tres personajes más desarrollados; el resto son meros estereotipos que funcionan bien dentro de los engranajes de la maquinaria, nada más.

Por cierto, no me olvido de Jeff Bridges (el enlace con el ayuntamiento), quien en esta ocasión se dedica a hacer gestos muy raros con la boca, como si estuviera comiendo un caramelo de café y lo tuviera pegado en los dientes, y poco más (la vi en versión original con subtítulos). Vamos, podrían haber elegido a cualquier otro actor y hubiese dado lo mismo.

El director es Joseph Kosinki (“Tron: Legacy” y “Oblivion”) y su mayor logro son las vistas de los parajes naturales de la zona, con tomas aéreas, ya que no consigue dar más empaque a su cinta y tiene cierto aire a película de sobremesa de los fines de semana. Utiliza dos horas para preparar el plato fuerte del menú, centrándose en las relaciones personales y la temporada de incendios de la brigada, y la parte final la finiquita en menos de veinte minutos, por lo que en ese sentido la historia se queda un poco coja. ¡Es una verdadera pena!

Ni mucho menos es una mala película, aunque hay otras de una temática similar, ‘Llamaradas’ es la primera que me viene a la memoria, que ha dejado un mejor recuerdo. Esta producción pasará de puntillas por la cartelera española, igual que en su país de origen, a no ser que ocurra un milagro.

null