…Y esta también por maricón

Esta semana en Jerez hemos sido víctimas de un nuevo caso de agresión homófoba, y digo hemos, porque no importa si eres heterosexual, gay, lesbiana, bisexual o transexual, la sociedad en su conjunto es victima de atentados contra la libertad si no puedes hacer uso de ella por cualquiera que sea tu condición.

Un joven jerezano fue víctima de una paliza que le quebró la nariz. “Y esta por maricón”, ha confirmado que le insultaban sus agresores mientras la propinaban la paliza.

Algunos líderes políticos como Mamen Sánchez (PSOE) o Raúl Ruiz-Berdejo (IU) hacían pública su condena y reafirmaban su postura contra este tipo de agresiones, formaciones como Podemos o el Partido Socialista mostraban su repulsa por el hecho y otros, guardan un profundo y vergonzoso silencio por lo sucedido. Así, varios días después de la agresión, formaciones políticas como Ciudadanos o el Partido Popular y su recién estrenado líder Antonio Saldaña, se afanaban en sus perfiles públicos en las redes sociales en felicitarnos el Día de Andalucía o criticar la nueva zona de aparcamiento provisional en la cuesta del Chicle, pero ni un solo comentario de condena ante la agresión al joven jerezano, y es que esta hostia, ahora sin mano, también nos la dan por maricón.

Silencio en los foros, quizás porque seguimos siendo ciudadanos de segunda y es que la condena unánime sólo se produce ante casos de violencia machista o por llevar la bandera española o por hablar catalán, pero no es suficiente con que te rompan la nariz sólo por ser maricón.

Hago extensible mi indignación y condena, al representante que silencia, pues se convierte en cómplice del verdugo, ya que el objetivo del agresor es siempre intimidar socialmente a un individuo o colectivo, aterrorizarlo para reducir a sus víctimas al silencio, la invisibilidad, la negación, el miedo, la sumisión y la inexistencia social.

Por ello, quiero recordar hoy más que nunca el significado y la importancia del orgullo LGTBI como hito de visibilidad y libertad contra el miedo, contra la homofobia cotidiana y la importancia de tener unos líderes políticos, a la altura de una sociedad justa, igualitaria y LIBRE.