Arcos

El Ayuntamiento se quiere dotar de un instrumento para regular la convivencia

0

Foto: Ayuntamiento de Arcos

El Ayuntamiento de Arcos de la Frontera apuesta por dotarse de un documento que regule todos los supuestos en materia de seguridad ciudadana en la ciudad. Para ello ha creado la ordenanza de Seguridad y Convivencia Ciudadana, el instrumento que marcará las pautas de convivencia que se deberá seguir en la ciudad y los supuestos sancionadores si alguien incumple la norma.

La ordenanza recoge que el importe de los ingresos del Ayuntamiento en virtud de las sanciones impuestas se podrá destinar a mejorar en sus diversas formas y a través de varios programas al espacio urbano como lugar de encuentro y convivencia.

Es la primera vez que el Ayuntamiento tendrá un documento como este. Hoy la delegada de Seguridad Ciudadana ha explicado en detalle los puntos de esta nueva ordenanza, que regulará desde los principios generales de convivencia y civismo con sus inherentes derechos y obligaciones ciudadanas hasta medidas del fomento de los hábitos de convivencia. También pondrá las normas de conducta en el espacio público en cuanto a limpieza de la red viaria y de otros espacios libres de acuerdo con su naturaleza respetando el derecho de los demás para disfrutarlos.

Establecerá las pautas de conductas en el espacio público para evitar aquellas prácticas individuales o colectivas que atenten contra la dignidad de las personas, así como las prácticas discriminatorias de contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o de cualquier condición o circunstancia personal, económica o social, especialmente cuando se dirijan a los colectivos más vulnerables.

También se establecerán normas básicas de conducta y cuidado de la vida pública en lo que se ha venido en denominar servicio básico de proximidad en tanto en cuanto significa dar respuesta a la ‘insaturable’ demanda ciudadana sobre residuos, tierras y escombros, abandono y estacionamientos de vehículos en la vía pública para venta y alquiler, animales muertos, ocupaciones no autorizadas, establecimientos públicos y quiosco.

Una ordenanza para beneficio de la convivencia de los vecinos, asegura González, que ha asegurado que el importe de los ingresos del Ayuntamiento en virtud de las sanciones impuestas se podrá destinar a mejorar en sus diversas formas y a través de varios programas al espacio urbano como lugar de encuentro y convivencia. Una forma así de considerar. Además, la ordenanza recoge un artículo de la rebaja de la sanción por pago inmediato.

 “El destino de las multas no es otro que restituir aquellos actos vandálicos, actos que ocasionen destrozos en los bienes públicos o de acometer distintos programas que permitan la mejorar la convivencia dentro de nuestros vecinos”. 

Sin renunciar a la libertad y al respeto de la libertad, el Ayuntamiento quiere dejar patente el derecho al buen funcionamiento de los servicios públicos. El Ayuntamiento tiene que vigilar activamente el cumplimento de las normas municipales y cualquier otra normativa vigente sobre convivencia ciudadana, y además tiene la obligación de tramitar las denuncias que correspondan contra actuaciones que supongan infracción a las mismas.

Una ordenanza pionera en la ciudad en materia de seguridad, con la que se espera que haya una convivencia ciudadana acorde al siglo XXI. La ordenanza está expuesta al público durante 20 días y se presentará a distintos colectivos de la ciudad.Una ordenanza que se explicará a distintos colectivos, una vez que pase el plazo de exposición pública se llevará para su aprobación en pleno, y tras ello durante 3 meses se harán manuales de la ordenanza para volver a explicarla a los distintos colectivos.

Te gustará también

Comments

Comments are closed.

More in Arcos