Multitudinaria manifestación en Jerez en el día de reivindicación feminista

La lluvia no evitó que miles de personas salieran a las calles a reclamar la igualdad real entre hombres y mujeres
La manifestación por el Día de la Mujer recorriendo la calle Larga de Jerez. Foto: MJ Romero

“Luego diréis que somos cinco o seis”. Ese grito se escuchó en más de una ocasión ayer en Jerez de la Frontera durante la manifestación por el 8 de marzo convocada en la ciudad y a la que acudieron personas desde Rota, Sanlúcar, Chipiona y la Sierra de Cádiz.

Y es que Jerez era ayer el punto de reivindicación feminista para las mujeres de la Sierra y de la Costa Noroeste. Una marea violeta que recorrió la calle Larga entonando cánticos como “Manolo, manolito, hoy cocinas tú solito”, o “sin nosotras, el mundo se para”, frase que además era el lema de esta huelga feminista convocada en 177 países.

Según la organización, diez mil personas participaron en esta fiesta reivindicativa, una cifra más cercana a lo vivido que la que proporcionaba la Policía Local de Jerez, que dejaba su estimación en sólo cuatro mil personas. Cifras dispares para una manifestación que ha sido sin duda de las más multitudinarias que se recuerdan en la ciudad.

Los gritos y proclamas de las mujeres (y también de muchos hombres) se convertían en un clamor que traspasaba la ciudad y se unía a las que se cantaban en el resto de ciudades españolas. Madrid, Bilbao, Barcelona, Sevilla, Cádiz capital, Gijón, Zaragoza y un sinfín de localidades vivían una jornada que ya se ha calificado de histórica por la movilización que ha tenido.

Según los sindicatos, casi cinco millones y medio de personas se sumaban este jueves pasado a la huelga convocada, una cifra que se vería ampliamente superada con las manifestaciones de por la tarde, donde eran mucho más de cinco millones, las personas que ‘asaltaban’ las calles en todo el país.

En Jerez, la lluvia trató de ser protagonista de esta jornada apareciendo pasadas la una de la tarde. Sin embargo, el tiempo dio una tregua y a las seis de la tarde, el cielo -aunque encapotado- no descargaba agua y la manifestación arrancaba con los paraguas cerrados. Durante el recorrido hubo momentos en que tuvo que abrirse pero por suerte, no fueron más que débiles lluvias.

Las más de cuatro mil personas (según la Policía) llegaron a la Plaza del Arenal tres horas después, con la sensación de ser muchas más, ya que sus voces y cánticos sí se escucharon como si fuesen diez mil. Cerca de las nueve de la noche comenzaban las lecturas de manifiesto de los movimientos feministas, en donde se reclamaba el fin de la brecha salarial, de la violencia de género, de los abusos a las mujeres, y se reivindicaba no tener más miedo cuando las mujeres salen solas a la calle y poder romper los techos de cristal. Demandas justas que a pesar de esta inmersos en pleno siglo XXI, aún no han sido escuchadas.

El broche a esta manifestación lo ponían las coplas feministas de la comparsa femenina de Jerez ‘¿Quién le pone el cascabel al gato?’, que entonaron pasodobles a las mujeres y a las madres.

El día de la reivindicación feminista

Esta histórica jornada comenzaba horas antes, a las once de la mañana en la Plaza del Arenal, punto neurálgico de la ciudad, donde los movimientos feministas habían organizado actividades, lecturas de manifiestos, música y una comida compartida, que debido a la lluvia, tuvo que trasladarse al edificio de los Sindicatos.

A esta huelga feminista también se sumaron las periodistas de Jerez, quienes a las 12 del mediodía tomaron el micro para leer a ocho voces el manifiesto nacional ‘Las Periodistas Paramos’, un documento que se leía simultáneamente en otros puntos del país como Madrid, Sevilla o Cádiz capital.

Ayer, las mujeres pararon y el mundo se paró.


banner RESTAURANTE