El Gobierno de España ‘se desentiende’ de la crisis laboral entre trabajadores y Louis Berger

Jaime Álvarez

Foto: A.Bernal

El Ministerio de Defensa del Gobierno de España ‘echa balones fuera’ en torno al conflicto de Louis Berger y asegura a través de una carta remitida a la Alcaldía de Rota que ni va a atender a las demandas de mediación en el conflicto laboral ni observa incumplimientos en el convenio entre Estados Unidos y España en materia de defensa. Un hecho que para Daniel Manrique de Lara, portavoz del PSOE de Rota, es “inadmisible” y supone ‘a las claras’ que el Gobierno de España “ha abandonado” a los trabajadores de Louis Berger.

En una rueda de prensa en la sede del partido en Rota, Manrique de Lara ha mostrado su indignación ante dicha misiva. Defensa asegura que el conflicto de Louis Berger, que ha sido tema de estado en el Congreso de los Diputados, provocado que todas las sensibilidades políticas se unieran sobre el tema y que ha movilizado a cientos de roteños y roteñas en varias concentraciones, “es un conflicto más” y que corresponde a Andalucía tratar este tema por tener cedidas las competencias en materia de mediación laboral.

Un conflicto que implica intereses estratégicos para el país y que, debido a su causística, la Corporación local pedía la implicación de Madrid ya que afecta a la soberanía del estado. En este caso el departamento que dirige María Dolores de Cospedal ha ‘cerrado la puerta’ a cualquier implicación directa en este conflicto. El portavoz socialista, que también es portavoz del Gobierno de Rota, ha remitido esta carta a todas las formaciones que forman parte de esta mesa de unidad política y ha anunciado hoy que valorarán nuevas medidas de presión para conseguir implicación estatal.

“Todos somos conscientes que ni siquiera se está respetando la ratio entre trabajadores españoles y norteamericanos”

El conflicto de Louis Berger y sus trabajadores va camino de convertirse, si no lo ha hecho ya, en cuestión de estado. Todas las sensibilidades políticas de Rota se han unido para apoyar a los trabajadores y su causa, al entender que existe un problema de base que puede extenderse en el tiempo sobre la estabilidad laboral de los trabajadores roteños. Las posiciones entre empresa y trabajadores continúan enquistadas después de más de un año de conflicto, salvo algunos movimientos leves de posiciones de ambas posturas.  Los diputados que representan a Cádiz en el Congreso de los Diputados también están implicados en solucionar este asunto.

Manrique de Lara ha aprovechado la ocasión para pedir a la nueva lideresa del PP roteño y candidata a la alcaldía, Auxiliadora Izquierdo, que se implique en esta causa ya que es importante que se le traslade al delegado del Gobierno de Andalucía que no se puede dejar abandonado a los trabajadores ya que la base es un motor económico del pueblo y, por lo tanto, sería “abandonar al pueblo de Rota”. El portavoz socialista ha apostado por la unidad total de la clase política de Rota para afrontar este conflicto.