La crecida del Guadalete mantiene cortada un tramo de la carretera de La Ina y Lomopardo

La Corta, La Greduela y La Ina, barriadas rurales anexas al río, presentaba esta mañana un caudal de 5.30 metros, bajando en diez centímetros de los 5.40 metros registrados a las ocho de la mañana.

A consecuencia de este nivel de caudal, todavía permanecen cerradas la CA-3113 (El Portal) bajo el puente de la AP4; y la A-381 que pasa por Lomopardo, desde el kilómetro 0 al 3, en sentido creciente, según los datos de la Dirección General de Tráfico. La carretera de acceso CA-3110 en La Ina presenta un kilómetro cortado por inundaciones, obligando a entrar a localidad desde Cuartillos-La Barca.

En Villamartín, también sigue cortada a esta hora la carretera CA-6105 a la altura de Villamartín desde el km 0 al km 15 en ambos sentidos.

“Nos han comentado los técnicos de la Junta de Andalucía que ya no abren el pantano de Bornos hasta que el agua no baje más”, señalaba la alcaldesa de Jerez Mamen Sánchez tras conversar con responsables de Medio Ambiente junto al puente de la Greduela, en la visita que realizaba esta mañana a la zona. “Si sigue bajando es buena señal”, añadía la regidora, aunque la elevada cota del río Guadalete impedía al canal de la Greduela desaguar el agua acumulada.

Los equipos de la Junta y del Ayuntamiento (Policía Local y Protección Civil) no han dejado de vigilar los niveles de la crecida del agua, debido a las prolongadas lluvias de este fin de semana en la provincia de Cádiz, durante todo el fin de semana. Los trabajos de limpieza llevados a cabo por la Junta en la ribera del río Guadalete -que ha pasado de 15 metros a 65 entre ambas orillas-, han evitado que vuelvan a repetirse imágenes de inundaciones en zonas como Las Pachecas. También se han ejecutado obras en el azud de El Portal por un valor de 200.000 euros.

Según la alcaldesa, el Ayuntamiento mantiene un dispositivo de realojamiento para los vecinos que se vean afectados por las inundaciones. “Hay que trabajar la precaución. El Ayuntamiento ha ofrecido a los vecinos alojamientos alternativos, sin embargo hay quienes no quieren dejar a los animales, como sucede en algunos casos de la zona de la Hijuela del Carrillo. Desde el Ayuntamiento tenemos reservadas habitaciones por si hay que proceder en este sentido”, manifestaba.