Los vecinos de Cuartillos plantean movilizaciones contra el Ayuntamiento de Jerez

Los vecinos de la barriada jerezana de Cuartillos de la Paz han acordado por unanimidad apoyar el programa de acciones y movilizaciones presentado por José Barriga, delegado de Alcaldía de esta barriada rural, “ante la pasividad y dejadez mostrada por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Jerez a la hora de reactivar el Plan Especial que tiene “hipotecado” el desarrollo urbanístico y económico de dicho núcleo poblacional”, así lo ha comunicado la formación de Izquierda Unida Jerez en una nota de prensa.

Según la formación de izquierdas, con representación en el Ayuntamiento de Jerez, este acuerdo se alcanzó en la reunión celebrada el pasado viernes en el local de la asociación vecinal de la barriada rural, convocada a instancias del propio Barriga, y a la que, además de muchos vecinos y vecinas de Cuartillos, también asistieron el concejal de IU en el consistorio jerezano, Raúl Ruiz-Berdejo, y el coordinador local de la formación, Domingo Pedro García.

A lo largo del encuentro, los asistentes “mostraron su indignación por la situación que padece la barriada y denunciaron los efectos del abandono que vienen sufriendo por parte de los responsables políticos de ambas instituciones: calles no asfaltadas convertidas en un auténtico lodazal, falta de iluminación viaria, viviendas que no disponen de luz y agua, imposibilidad de mejorar las viviendas y la incapacidad desarrollo económico en la población”, según relata la formación en su escrito.

El delegado rural informó a los vecinos de las gestiones realizadas ante el Ayuntamiento de Jerez y los responsables de la Junta de Andalucía, quienes, según Barriga, “no han hecho sino marear la perdiz con mesas técnicas, cuando lo que tendrían que hacer de una vez por todas es poner en marcha el Plan Especial mediante la creación de la Junta de Compensación de Cuartillos”. Para Barriga, “esta actitud mostrada por los responsables políticos de Jerez y la Junta no hace sino evidenciar que, para el PSOE, los vecinos de la zona rural somos ciudadanos de segunda categoría. No sólo se trata de legalizar las casas, sino de cómo afecta toda esta situación a la vida cotidiana de los vecinos, algo que ya les hemos explicado muchas veces”.

Por todo ello, el delegado rural y miembro de Izquierda Unida optó por “cambiar de estrategia” y comenzar un programa de acciones y movilizaciones que fue aceptado unánimemente por los asistentes a la reunión.

El plan de acción contempla que, tras presentar una nueva solicitud a la Junta y Ayuntamiento de Jerez para que se reactive de manera urgente el Plan Especial, se procesa a una campaña de denuncia pública de la situación -tanto ante medios de comunicación como ante el Defensor del Pueblo Andaluz-, así como concentraciones en la puerta del consistorio jerezano y una manifestación por las calles de la ciudad.