Un curso para iniciar a los más pequeños en la música y sus instrumentos

Una alumna del curso de música experimentando con el violín. Foto: MJ Romero

Despertar el interés y el amor por la música de manera divertida y a edades tempranas es lo que la Fundación Barenboid-Said y el Conservatorio Profesional de Música Joaquín Villatoro de Jerez es lo que están poniendo en marcha estos días festivos de Semana Santa en el centro de la calle Rosario de Jerez.

Alrededor de 48 niños y niñas de Jerez y su comarca, de edades que van entre los 5 y los 12 años, están estos días disfrutando de un curso de iniciación a la música en el que están conociendo los diferentes instrumentos a su disposición y adaptados para sus edades. Violín, piano, percusión y canto son los ‘palos’ que estos pequeños músicos están probando durante estos tres días y que tocarán en la representación que este miércoles harán para sus padres y madres como trabajo de fin de curso.

Con esta propuesta, la Fundación Barenboid-Said, no sólo acerca la música a los más pequeños (el grueso de los alumnos tienen entre 5 y 7 años) en edades que no suelen ser las habituales, sino que facilitan a las familias que trabajan estos días una manera de conciliar su vida laboral y personal. La directora de la Fundación, Muriel Páez, ha destacado la posibilidad que ofrece este curso para los menores ya que pueden experimentar con instrumentos que son menos cotidianos en su vida real como el violín y “descubrir cuales les gusta más”.

José Ramón Hernández, el director del Conservartorio, ha valorado muy positivamente el acoger en sus instalaciones esta iniciativa que viene a complementar el aula de iniciación musical con el que cuentan pero que tiene otros objetivos diferentes al de este curso. “Algunos de estos niños puede que sean en un futuro alumnos de este centro y es fantástico que ahora puedan experimentar con estos instrumentos, porque esta posibilidad no se suele tener hasta que llegan al Conservatorio”, ha matizado José Ramón Hernández, quien además ha apostado por lograr que la música se integre en la vida de los menores desde mucho antes.

Este es ya la cuarta vez que se celebra este curso en la provincia de Cádiz y la primera en la ciudad de Jerez.

 

Una de las clases del curso que la Fundación Barenboim-Said está realizando estos días en Jerez. Imagen: MJ Romero