El sector turístico pide una mayor promoción de la Semana Santa de Jerez y más limpieza

El Cristo del Amor a su paso por la Plaza de San Juan. Foto: MJ Romero

El sector turístico ha calificado los resultados de la Semana Santa de Jerez como “muy buenos”, a pesar de situarse en cifras por debajo de los obtenidos en 2017.

El Clúster Turístico Destino Jerez ha situado la ocupación hotelera en torno al 75 por ciento, un 12 por ciento menos que durante la Semana Santa del año anterior. Desde esta organización han determinado que las causas de esta bajada se ha debido a la celebración temprana de esta fiesta, “que perjudica al destino que combina tradición, sol y playa, además de la incierta previsión meteorológica que ha provocado cancelaciones de reservas y un bajo número de reservas de última hora”.

A través de una encuesta realizada en plena Semana Santa a 84 empresas y entidades turísticas, el 75 por ciento de estas empresas han calificado esta fiesta de muy buena y el 76,5 por ciento ha valorado como alta el potencial turístico que la Semana Santa ejerce sobre la ciudad de Jerez. Este dato se sustenta en cuestiones como las saetas flamencas, elemento diferenciador de esta fiesta religiosa y cultural, así como en la situación geográfica que tiene Jerez, cercana a la playa y la montaña.

De hecho, el programa de “Saetas al Paso”, realizada por la Peña la Buena Gente y el Clúster ha sido todo un éxito de público, y una guía perfecta para no perderse ninguno de esos “momentos” saeteros. Los vídeos de estas saetas han tenido más de 20.000 reproducciones en las redes sociales.

Sin embargo, no todo es positivo, la encuesta realizada por el Clúster también pone el acento en los aspectos negativos que influyen en el desarrollo de la Semana Santa jerezana. El “bajo nivel de civismo de la población local” es uno de los aspectos destacados y más repetido durante toda la semana, con orines en las calles del centro menos transitadas e iluminadas, o con la suciedad existente y latente en la vía pública cada día de procesión, alimentada también por la falta de servicios de limpiezas especiales y la carencia de contenedores de basura en puntos de mayor afluencia de público.

A esto se suma la cuestionada accesibilidad y movilidad de los ciudadanos y visitantes por las zonas donde transita la Carrera Oficial, así como la carencia de sillas en los palcos para quienes vienen de fuera. Dos cuestiones que se suman a una promoción turística que no es “suficiente”, según recoge esta encuesta.

Para tratar de poner remedio a algunos de estos aspectos negativos, desde el Clúster, a través de su encuesta, han ofrecido una serie de propuestas que podrían ayudar a mejorar las celebraciones futuras de la Semana Santa de Jerez. Entre ellas está el aumento de la promoción turística en ferias de turismo, guías y catálogos turísticos, planificando esta promoción con mayor antelación, o crear una guía completa de la Semana Santa para los visitantes.

Además, entre las propuestas también se recoge el organizar actividades en la ciudad durante las mañanas de la Semana Santa, así como “potenciar actividades para visitantes no vinculados a esta fiesta”.

La Semana Santa de Jerez ha vivido uno de sus años más tranquilos, donde la lluvia apenas ha aparecido salvo en la Madrugá, que trajo consigo una jornada con sólo un paso en la calle de los cinco que procesionaban, y el Viernes Santo, donde dos hermandades (Las Viñas y el Santo Entierro) tuvieron que refugiarse en Santo Domingo y la Catedral por la lluvia, volviendo a sus templos durante la tarde del Domingo de Resurrección.