Piden que el pleno de Diputación de Cádiz declare persona non grata a los cinco miembros de La Manada

Izquierda Unida defenderá una moción en el próximo Pleno de la Diputación Provincial de Cádiz para que se declare persona non grata a cada uno de los cinco integrantes de La Manada, que han sido condenados por la Audiencia de Pamplona por abuso sexual continuado contra una joven de 18 años durante los San Fermines de 2016.

La moción, firmada por el diputado provincial de IU Antonio Alba, señala que las reacciones tras la sentencia de la Audiencia de Pamplona que ha condenado a estos cinco hombres a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual continuado y no de violación al excluir la existencia de intimidación, “ha tenido una fuerte repercusión internacional y ha ocasionado desconcierto, indignación y un importante rechazo social en toda Europa, en tanto que abre una brecha entre la percepción social de este tipo de delitos y su interpretación jurídica; la última crítica ha llegado desde Naciones Unidas”.

El diputado de IU considera que la sentencia de La Manada “ha sido un varapalo tremendo para todas las mujeres y supone una falta de respeto hacia su libertad, su igualdad y su derecho a la sexualidad y a vivir la noche y la fiesta en las mismas condiciones que los hombres”.

Según Alba, el problema radica en “la pervivencia de ciertos estereotipos ligados al género que, igual que afectan a la sociedad, también atraviesan la forma en que se aplican las normas jurídicas”, a la vez que recuerda que la huelga feminista del 8M que apoyó también la mayoría del Pleno de esta Diputación, reclamaba, entre otras cuestiones, “la integración de la perspectiva de género como antídoto y prevención frente a formas de actuar e ideas preconcebidas que ponen el foco y enjuician con mayor intensidad el comportamiento y actitudes de la víctima, que la de los propios autores”, por lo que califica de “lamentable que aún existan fuertes convicciones sociales de corte machista”.

De igual forma, la moción plantea que se inste al Gobierno de España “a la aplicación del Convenio de Estambul, a la reforma del Código Penal, a la puesta en marcha con carácter inmediato del 100% de las medidas que le exigió en 2015 el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de las Naciones Unidas, y a la reforma de la Ley de Violencia de Género para que se amplíe el concepto de violencia machista”.

La moción registrada apunta que la declaración de la ONU y el mensaje de cero tolerancia a la violencia sexual contra las mujeres -defendido por la Comisaría Europea de Justicia, Vera Jourová- “contrasta con la falta de iniciativa mostrada por la Comisión Europea, que ha optado por tratar de mantener un perfil bajo en este asunto”. En este contexto, indica que “el Gobierno de Mariano Rajoy nunca ha cumplido el Convenio de Estambul ni las recomendaciones del Comité para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer de Naciones Unidas, entre las que figuraba la mejora de la formación de los jueces para evitar los prejuicios de género y aquí tenemos las consecuencias”.

“Más allá de reformar el Código Penal, es imprescindible reformar la ley de violencia de género para que se amplíe el concepto de violencia machista, porque ésta no puede estar solamente constreñida al ámbito de la pareja, sino que tiene que englobar agresiones hacia las mujeres, como las violaciones o los ataques a la integridad  moral, sexual y física de las mujeres”, explica Antonio Alba, indicando que “sólo así podrán ser tratadas por juzgados especializados en violencia de género, que tienen otra sensibilidad y otros conocimientos sobre la vida, el género y la sexualidad”.

La moción de IU entiende finalmente, que “la confianza en la Justicia debe construirse tanto desde el respeto a las resoluciones como desde la crítica legítima, y por esta razón la Diputación de Cádiz como Institución pública no puede quedarse al margen en un debate social de tanta importancia para las gaditanas y los gaditanos, compartiendo su indignación”.