“Si La Manada sale a la calle, nosotras también”

Manifestación violeta este viernes en Jerez tras el anuncio de la puesta en libertad de ‘La Manada’

 

Poco antes de las cinco de la tarde se conocía el anuncio de la Audiencia de Navarra de decretar la libertad provisional para los cinco miembros de ‘La Manada’ condenados a 9 años de prisión por abusos sexuales a una joven durante las fiestas de San Fermín de 2016.

Este anuncio ha provocado la indignación de miles de mujeres, que no han dudado en animar en redes a la movilización en las calles como muestra de rechazo a esta sentencia. Pamplona, Barcelona, Madrid, Zaragoza, son sólo algunas de las primeras ciudades que ya han anunciado concentraciones de repulsa. En Jerez de la Frontera, los movimientos feministas también se han sumado a esta convocatoria y este viernes 22 de junio a las ocho de la tarde se reunirán frente a los juzgados de la avenida Álvaro Domecq bajo el lema “Si La Manada sale a la calle, nosotras también”.

Desde estos movimientos feministas en Jerez muestran su “absoluto rechazo” a esta decisión judicial en la que “contrariamente a pareceres anteriores, no consideran que haya riesgo de fuga, pero les retiran el pasaporte y les obligan a presentarse tres veces en semana en el juzgado de su localidad. También consideran que no hay riesgo de reiteración del delito (a pesar de que ya están siendo investigados por uno similar en Pozoblanco). Han impuesto unas pobres medidas de alejamiento de la víctima, pero por sus conversaciones de whatsapp ya sabemos que cualquier mujer con la que se crucen es una víctima en potencia”.

Esta no es la primera, y puede que tampoco sea la última, de las manifestaciones feministas que se produzcan. A finales de abril ya se produjo una concentración similar en la Plaza del Arenal tras conocerse la sentencia inicial de 9 años a ‘La Manada’. Ahora, la sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra ha decretado, con un voto particular, que los cinco integrantes salgan de prisión con una fianza de 6.000 euros, a la espera de que salga la sentencia firme de este juicio.

A los cinco sevillanos se les imponen también medidas cautelares, como la obligación de comparecer los lunes, miércoles y viernes en el juzgado correspondiente de su localidad de residencia. También se les prohíbe entrar en la comunidad de Madrid, donde reside la víctima, y salir del territorio nacional, y se les retirará el pasaporte, según informa elimparcial.es

Diferentes movimientos feministas, organismos y partidos políticos han pedido en repetidas ocasiones que la condena se considere una agresión sexual y no un abuso, como marca la sentencia.