Unas vacaciones monstruosamente divertidas

Valoración: 3 Butacas sobre 5

Las vacaciones de verano son para disfrutarlas en familia o rodeado de aquellas personas que te hacen pasar un buen rato siempre. Lo mismo ocurre con las franquicias, las sagas cinematográficas que acumulan seguidores, esperan casi siempre a las vacaciones veraniegas o navideñas para volver a reaparecer por la puerta grande. Este es el caso de Hotel Transilvania 3: Unas Vacaciones Monstruosas, la nueva película de Sony Pictures Animation que vuelve con más humor y entretenimiento que sus predecesoras. Si durante la primera entrega conocíamos todo el universo del monstruoso hotel con sus personajes, y durante la secuela se nos mostraba la relación entre monstruos y humanos con el amor de fondo, el grupo de monstruos se marcha de vacaciones en una tercera parte mucho más divertida y sobre todo cargada de mensajes que harán las delicias de los no tan pequeños.

Dirigida por Genndy Tartakovsky -creador de series animadas como El laboratorio de Dexter o Samurai Jack, el film nos ofrece una película óptima que pese a que no ofrezca nada nuevo, resulta mucho más eficiente que sus predecesoras apoyada principalmente en el humor de sus personajes. La recreación de algunos de los momentos de los protagonistas en la película, harán pasar un buen rato al espectador que pretendan disfrutar de un producto que les aleje de la realidad diaria.

Los chistes en la película están bien hilados además de saber rescatar momentos únicos en los personajes. En este sentido hay que destacar la aparición de un par de ellos que faltaban en la saga, la del famoso cazador de vampiros Van Helsing que nos deja algunos de los mejores momentos de la película junto a los de los monstruos de siempre.

En definitiva, Hotel Transilvania 3 es un producto que funciona y refleja el cariño de sus creadores por este universo que zarpa en un barco cargado de humor e ilusión.