0

Manuela Vargas, la ‘kelly’ jerezana, celebrando una zambomba reivindicativa. Foto: MJ Romero

Reportaje radiofónico emitido en FemiCádiz, el programa feminista de LaFM Radio

“Ande, ande, ande, salda ya tu deuda, mientras que no pague todas con Manuela”. Suena la música de un villancico popular pero su letra no es la conocidas por todos. Es una adaptación hecha para la “zambomba reivindicativa” de Manuela Vargas, la ‘kelly’ jerezana que lleva desde el pasado mes de septiembre apostada a las puertas del Hotel Tierras de Jerez, en pleno centro de la ciudad, para reclamar “lo que es suyo”.

Manuela acumula ya 83 días a las puertas de este hotel, soportando el frío y la lluvia, y privándose de pasar su vida junto a su familia. Pasa días enteros reclamando la deuda que el gerente de Alojamientos Jerezanos tiene con ella desde que en junio se extinguiera su relación laboral con este hotel en el que ha trabajado durante más de 15 años como camarera de pisos.

83 días tras los que parece, y con la Navidad a las puertas, que no habrá solución.

“No hay solución porque él no teme”, relata Manuela que asegura además que “debe tener a alguien detrás apoyándole” ya que “no es normal” que una persona sola sea capaz de soportar este “escrache” a las puertas de su negocio sin ofrecer una solución o respuesta.

El Hotel Tierras de Jerez no ha bajado su ocupación en los últimos meses, a pesar de la movilización de Manuela Vargas. En su lucha, Manuela se queja de sufrir “maltrato” por parte de su ex jefe, que no ofrece ni soluciones ni “da la cara”, a pesar de que ella pasa los días a las puertas del hotel. Maltrato. Maltrato laboral, maltrato psicológico, maltrato físico porque pasar el invierno a la interperie no hay cuerpo que lo resista.

La fuerza la saca de ella misma y de todo el apoyo que ha recibido en estos 83 días, mareas, colectivos de ‘kellys’ de toda España, partidos políticos, medios de comunicación, aunque no gobierno municipal, como asegura Manuela. Ella ha recordado que la alcaldesa dijo durante el acto de la camiseta morada al Minotauro que “iban a estar en todos los puestos de trabajo… Pues aquí no se ha acercado usted”, ha sentenciado.

El nombre de Manuela no es desconocido en Jerez, aunque no es suficiente y la Nochebuena se acerca.

Aún así, Manuela no va a pausar su batalla contra Tierras de Jerez ni en estas fechas, porque como dice, ella no se esconde y lo que reclama es lo que le corresponde. Su lucha es la de muchas mujeres en situación similar, una pelea que le gustaría acabar pero que debe mantener hasta el final. Mientras eso pasa, todas con Manuela.

Te gustará también

Comments

Comments are closed.

More in FemiCádiz