0

Mesa redonda con el director de Tiempo Después.

Fotografías cortesía de Tiempo Después A.I.E

El viernes llega a las carteleras después de un largo periodo Tiempo Después. La nueva película del universo creado por José Luis Cuerda con Amanece que no es poco. El director manchego, creador de una ficción tan real como infecta, nos vuelve a regalar una obra cinematográfica donde muestra las carencias de una sociedad que sigue atolondrada ante los estamentos que la película representa con humor absurdo e ironía.

En Butaca y Butacón, tuvimos la oportunidad de compartir una mesa redonda con el cineasta gracias a nuestro compañero Carlos Tagarro.

La película cuenta con un amplio reparto en el que destacan figuras como las de Roberto Álamo, Arturo Valls, Blanca Suárez, Manolo Solo y Antonio de la Torre entre otros, unos intérpretes que han vivido el rodaje con ilusión y amor por el cine de Cuerda. El director manchego señaló sobre el casting que “los actores asumieron el texto. El actor es el animal más frágil desde la creación porque nunca sabe si está seguro que lo que hace es lo mejor que puede hacer a partir del texto. He buscado la calidad interpretativa de quien quería encomendar el papel”.

Una de las anécdotas con las que el cineasta ironiza es cuando terminó el proyecto. Y es que a la hora de buscar la financiación del proyecto se le etiquetó al realizador como figura puntal de la cultura a lo que el manchego contestó: “soy puntual pero no soy puntal de nada”.

 

La crítica mordaz, irónica y el humor absurdo, son algunos de los ingredientes que José Luis Cuerda pone de manifiesto en la película. Política, cuerpos de seguridad del estado, monarquía, representaciones de símbolos o banderas, aspectos que José Luis Cuerda comentó que “las banderas y los escudos son simplificaciones insultantes. No hay bandera ni escudo que sea lo que se pretende que sea, lo más glorioso, vistoso y eficaz. Yo no creo en esas simplificaciones, son peligrosas.

Amanece que no es poco, El Bosque Animado, La Lengua de las Mariposas, José Luis Cuerda retrata en la película a través de una ficción futurista, la situación de una sociedad resquebrajada, asuntos que el director puede comprobar a diario como cualquier ciudadano. “La realidad actual es peor todavía que en la película. Lo que vivimos hoy en día es una prolongación de ciertos comportamientos. El paso del tiempo suele ser demoledor en muchos aspectos”. En esta misma línea, Cuerda apunta que “no soy historiador ni sociólogo. Los seres humanos somos frágiles, quebradizos y algunos canallas. Hay menos canallas que buena gente, pero a veces se singularizan mucho. Son muy llamativos, montan guerras y se matan unos a otros”.

Como conclusión, cuestionado sobre si se ve como un profeta al ser capaz de reflejar a la sociedad comenta que “no escribo como profeta, antes tenía una barba un poco más larga con la que a lo mejor lo parecía”.

Te gustará también

Comments

Comments are closed.