Butaca y ButacónCríticasProgramas

‘Border’: Donde viven los monstruos

0

Valoración: 3´5 Butacas sobre 5

No podemos decir que 2018 ha sido un mal año de cine. Sí, hemos tenido películas muy buenas y películas que esperemos que jamás tengamos que volver a ver (no voy a decir nombres que me linchan). Sin duda, el cine extranjero ha tenido mucho que ver en esto. Desde Roma hasta Un asunto de familia, pasando por Cold War, el cine de habla no inglesa ha destacado sobre el cine estadounidense en cuanto a calidad e historias sin despeinarse. Entre esas películas que nos ha regalado este tipo de cine nos encontramos Border, la película que representó a Suecia en los Oscar (y que se acabó quedando fuera).

En Border, Ali Abbasi nos cuenta la historia de Tina, una agente de aduanas con un don especial: podemos decir que tiene un sentido del olfato muy desarrollado. Un día conocerá a un extraño hombre llamado Vore que, a pesar de saber que oculta algo, no sabe lo que es. La aparición de este hombre hará que la vida de Tina de un giro de 180º que hará replantearse su existencia y su naturaleza (y lo que la rodea).

A ver, la película es original, de eso no cabe duda. El conflicto de identidad de la protagonista que el director Ali Abbasi desarrolla en la cinta es sumamente interesante a la par que roza la perturbación en ciertos momentos de la cinta. Además, la película logra realizar una fábula sobre la búsqueda del verdadero yo y acerca de encajar en una sociedad siendo diferente impagable y de una manera para nada convencional, llegando a rozar incluso la fantasía.

Sin embargo, la película tiene ciertos puntos negativos innegables. A pesar de tratar un tema tan inquietante o incluso turbulento, hay veces que la cinta no logra estar a la altura de lo que se espera de ella. Por momentos se puede llegar incluso a hacer tediosa, no consigue que la trama avance en muchos aspectos (y eso que tiene una premisa más que interesante, os lo digo yo) y en muchas ocasiones parece que la cinta está a un paso de convertirse en un ridículo despropósito.

No obstante, el guion de Abbasi consigue que, a pesar de no llegar a profundizar del todo en una historia que podría haber dado para mucho más, entres en la historia y en ese mundo que te llega a resultar atrayente y que tiene algunas de las escenas más perturbadoras (o ridículas, según se mire) del 2018 (tiene la que probablemente sea la escena ¿erótica? más inquietante de los últimos años).

Ali Abbasi sabe lo que quiere contar y cómo lo quiere contar (a pesar de que no es la manera en la que yo lo hubiese hecho). El director realiza un trabajo muy logrado y notable dirigiendo una película que no podría haber podido dirigir cualquiera. Abbasi es una película no apta para el público más sensible y hará los placeres de esas personas que siempre buscan los límites en la ficción, os lo aseguro yo. Una película rara, estrambótica y que hay veces que parece (solo parece) que su única intención es perturbar.

La que sí brilla con luz propia es la protagonista, Eva Melander. La actriz consigue realizar un papel más que sobresaliente interpretando al personaje principal, una Tina con un conflicto de identidad enorme que vivirá una historia impactante a lo largo de la cinta. La actriz logra desprender un aura inquietante con su interpretación, a pesar de tener un maquillaje que más parece que su personaje es una intolerante a la lactosa a la que le acaban de dar un yogur griego de Danone. Sin duda, Melander es una de las mejores actrices del año.

En conclusión, Border es una película que tiene sus más y sus menos. Es una cinta que casi podría haber sido un absoluto desastre, o incluso haber sido una parodia, pero la dirección de Ali Abbasi, la profundidad de la historia y la interpretación de Eva Melander hacen que la película se crezca de una manera descomunal, a pesar de que la película pueda resultar lenta y/o aburrida. Eso sí, perfecta para los que les gusta las películas perturbadoras.

Te gustará también

Comments

Comments are closed.