Butaca y ButacónCríticasProgramas

‘Taxi a Gibraltar’: más que risas

0

Valoración: 4 Butacas sobre 5

 Para muchos españoles la pérdida de Gibraltar sigue siendo un tema delicado, incluso después de todo este tiempo hay gente que sigue resentida con el tema. Otros en cambio prefieren aprovecharlo para echarse unas risas, y ese es el caso de Alejo Flah, que ha dirigido esta cinta en la que le acompañan como protagonistas Dani Rovira (León), Joaquín Furriel (Diego) e Ingrid García Jonsson (Sandra).

La trama es bastante sencilla, pero a su vez bastante interesante. Un estafador (Diego) es encarcelado, y allí conoce a un hombre que dice saber cómo encontrar un tesoro escondido en el peñón de Gibraltar. Cuando por fin consigue su libertad, decide ir directamente a Gibraltar para reclamar el tesoro como suyo, de esa manera poder tener una vida llena de riqueza. Es entonces cuando se encuentra con Dani Rovira, un taxista arruinado al que sólo le va a quedar su familia, y es por ello que decide unirse a Joaquín en esa loca aventura. A partir de ahí la cosa empieza a desvariar, pero para bien. Durante el largo viaje desde Madrid ocurren diferentes locuras a las que nuestros protagonistas intentarán sobrevivir.

 

La cinta en sí funciona muy bien, los papeles de Dani Rovira y Joaquín Furriel están muy bien ejecutados, aunque por otro lado Ingrid García Jonsson nos deja con la sensación de que no pega demasiado en el papel, con un acento andaluz un poco exagerado y al que no estamos acostumbrados ver en ella, en parte por las actuaciones más dramáticas que suele realizar y que nos han dejado mejor sabor de boca.

Dejando las interpretaciones aparte, creemos que el punto fuerte de la película se encuentra realmente en cómo se ha ejecutado esta comedia. El género nos tiene muy acostumbrados a cintas que se centran en intentar hacernos reír, olvidándose de la trama. Esto causa que prácticamente nada más salir de la sala ya nos hayamos olvidado qué acabamos de ver, porque las historias que se nos cuentan en las comedias nos marcan tan poco que se nos olvidan en un segundo. Y el cine principalmente consiste en contar historias, por lo que si las dejas en un segundo plano para poder rellenarla de chistes vacíos, aunque económicamente pueda salir rentable, la película habrá fracasado por no haber llegado cómo debería al espectador.

 

Por suerte podemos decir que Taxi a Gibraltar no peca de ello, tiene situaciones muy locas, pero que nos mantienen en la línea argumental, por lo que no nos vamos a salir de la película por un chiste fuera de lugar.

 

Te gustará también

Comments

Comments are closed.