Butaca y ButacónCríticasProgramas

‘Lo Dejo Cuando Quiera’: la comedia no se deja

0

Valoración: 3,5 Butacas sobre 5

La comedia en España está en una situación muy complicada en los últimos años. Por un lado tiene más espectadores que nunca, pero por otro lado esto implica que más gente sea sensible a determinado tipo de humor. Esta sensibilidad, que en parte es comprensible, ha provocado que la comedia adquiera en su gran mayoría cierta monotonía, lo que cansa con mucha facilidad. Por suerte, Lo dejo cuando quiera, ha llegado a la gran pantalla para romper con esta monotonía.

 

Esta película dirigida por Carlos Therón, está protagonizada por el fantástico trío de actores Ernesto Sevilla, David Verdaguer y Carlos Santos, a los que le acompañan Cristina Castaño, Miren Ibarguren, Amaia Salamanca y Ernesto Alterio entre otros. Este remake de la película italiana trata sobre tres profesores que se encuentran en una situación desfavorecida a causa de la crisis financiera que España ha sufrido recientemente. Es entonces cuando Pedro (David Verdaguer), mientras trabaja en un complemento vitamínico, descubre que ha creado una nueva droga. Junto con sus dos colegas, decide aprovechar esa oportunidad para salir de su zona de confort, y vender esta nueva droga con el fin de acabar con su precaria situación laboral y sentimental.

Iremos directamente al grano, es una buena comedia, que como hemos dicho rompe en cierta medida con esa monotonía que está empezando a cansar en el género. Cuando parece que se van a cortar con un chiste, de repente hacen lo contrario y sin ningún remordimiento, y eso es algo que nos ha gustado ya que ese afán que tienen muchos de agradar a todo el mundo no funciona en la comedia, porque la comedia consiste en reírse de otros, y es mejor aún cuando se ríe de uno mismo. Además, hay que destacar la crítica que ha querido subrayar el director con esta comedia, y es que vivimos en una sociedad monótona que nos dice que debemos ir a la universidad para después conseguir un trabajo “seguro”, que supuestamente nos va a librar de preocupaciones. Desgraciadamente es la realidad en la que vivimos, y es que la generación que más se ha preparado de la historia es la que más está sufriendo por conseguir un buen nivel de vida, algo que se va a prolongar a las generaciones venideras si no se hace algo al respecto.

 

Humor y críticas sociales a parte, la película también cuenta con personajes muy buenos, a los que les interpretan actores de gran calidad que consiguen que nos ríamos más que con otras comedias. No sólo hay que destacar el gran trabajo que ha realizado el trío protagonista, quienes han sabido trabajar en equipo para que nos riamos lo máximo posible, también me gustaría hablar del personaje de Tacho (Ernesto Alterio) que ha conseguido incomodarnos en muchos momentos de la cinta con escenas como la de la batidora, o cuando trata con una cercanía exagerada a los protagonistas. Además tiene ese toque de locura que hace impredecible a este personaje, con él nunca se sabe que hará a continuación.

Hay que decir también que llega en muy buen momento, han sabido aprovechar esta oportunidad, ya que está la moda del narcotráfico en el cine, lo hemos visto en éxitos como Breaking Bad (de donde hay una clara inspiración en esta película) o Narcos, de los que absolutamente todos hemos oído hablar. Por lo general es una película que ha cumplido muy bien como comedia, y aunque no sea una trama de goya, ha logrado su objetivo. Por lo tanto todo aquel al que le gusten las comedias más subidas de tono, disfrutará mucho de esta comedia.

Te gustará también

Comments

Comments are closed.