Butaca y ButacónCríticasProgramas

‘Mia y el león Blanco’: Una salvaje fábula de libertad

0

Valoración: 4 Butacas sobre 5

“Una niña y un león se van por África en busca de la libertad”; este podría ser el argumento de cualquier cuento infantil capaz de sorprender a cualquier niño, sin embargo, esta vez el cuento es muy real. Así se presenta MIA Y EL LEON BLANCO, la nueva película de Gilles de Maistre dedicada a todos los públicos y que nos enseña, una vez más, los fuertes lazos con el mundo animal.

 

En este caso viviremos la historia de Mia, un joven que comienza una relación extraordinaria con Charlie, un cachorro de león blanco nacido en una granja de leones en Sudáfrica. Durante varios años, crecerán juntos y vivirán una amistad incondicional. Cuando Charlie ya se ha convertido en un hermoso león adulto, Mia descubre que lo van a vender. Al saber que su amigo está en peligro, Mia y el león emprenderán un viaje a través de la sabana en busca de una tierra donde Charlie pueda vivir en libertad.

Si bien la trama es abrumadoramente previsible y el escaso acercamiento a los personajes se hace notar, el film consigue que lo perdonemos rápidamente, incluso que no nos demos ni cuenta, ya que el despliegue de escenas donde la protagonista vive su ciclo con el gran gatito blanco son impresionantes.

 

Es innegable que esta fábula con forma de documental, que da cierta esperanza para el mundo al que no siempre reconocemos como nuestro hogar, podría haber sido un completo desastre si no fuera por la calidad de sus efectos, los recurrentes planos de una África salvaje y por hacer realidad una relación de personajes tan humana y natural que es imposible no desear vivirla.

 

Si bien es cierto que se trata de una película que está lejos de films bellísimos como FUERA DE ÁFRICA, el film no escatima en fuerza y no le falta interés, ya que deja de ser una obra protesta que denuncia escándalos naturales a penas conocidos. Al fin y al cabo, el objetivo de este film es entretener y transmitir valiosos conceptos y valores que, en muchas ocasiones, parece que hemos pasado cruelmente por alto

En conclusión, se trata de un film familiar que busca crear conciencia acerca del respeto a los animales y el mundo natural a través de una ficción muy detallista. Una cinta de aventuras y desventuras muy adecuada para el gran público que aboga por la sinceridad en las relaciones familiares y la coherencia con los principios humanos.

Te gustará también

Comments

Comments are closed.