Butaca y ButacónCríticasProgramas

‘El día que vendrá’: Keira Knightley strickes back

0

Valoración: 3´5 Butacas sobre 5

Lo de Keira Knightley no es normal. La actriz británica lleva desde el comienzo del siglo regalándonos grandes interpretaciones, pero eso no es lo más curioso de su carrera profesional. Y es que nuestra amiga Keira se ha aficionado (en exceso en mi opinión) a las películas de época. Desde su aparición en la saga ‘Piratas del caribe’, la actriz apenas se ha quitado los vestidos victorianos: Orgullo y prejuicio, Expiación, The Imitation Game, Un método peligroso…la actriz ha pasado por todas las épocas. Y como no hay 14 sin 15, hoy nos trae una nueva película (obviamente, de época), El día que vendrá.

Esta vez, nuestra gran amiga Keira se va hasta la década de los 40, justo después de la Segunda Guerra Mundial. Knightley interpreta a Rachael, la mujer del capitán Lewis Morgan, un oficial inglés que luchó durante la guerra. Rachael llega a Alemania para vivir con su marido mientras se recompone el país y ambos se hospedarán en casa de Lubert, un viudo que tiene que cuidar de su hija, que al parecer le ha salido algo rebelde. Lo que no sabía la pobre Keira Knightley es que, en esta película, tendría que elegir entre Jason Clarke y Alexander Skarsgaard. Y la muy tonta se lo piensa (y mucho).

En cuanto a lo que respecta la trama y a la temática de la película, encontramos una estructura muy típica en este tipo de películas. Al igual que Keira, esta película tampoco nos llega a proporcionar nada nuevo en lo que respecta a la trama. Incluso en ocasiones nos podría recordar a aquella obra maestra de Joe Wright llamada Expiación. Sin embargo, eso no significa que la película de James Kent no tenga elementos muy positivos.

Una de los principales puntos positivos que tiene la película es su entretenimiento. Sí, puede ser que su estructura sea muy típica y no nos aporte nada nuevo, pero El día que vendrá nos vuelve a demostrar que sigue siendo una fórmula que funciona en mayor o menor medida. La película de Kent es una cinta que consigue llevarnos a esa época y meternos en la historia sin despeinarse. A pesar de eso, ciertas escenas de la película no terminan de cuadrar con el conjunto de la obra, dejándola un poco coja en varias subtramas.

Sin embargo, este sentimiento de desunión se compensa con una historia de amor arrebatadora y llena de emoción (a pesar de que, como repito, no deja de ser algo visto en innumerables ocasiones) y a un factor técnico muy apreciable, gracias a la fotografía de Franz Lustig y a la composición de Martin Phipps. En algunos aspectos, la película ha resultado ser toda una sorpresa.

En el apartado interpretativo, Keira Knightley nos ha vuelto a regalar una interpretación extremadamente emocionante y cargada de pasión. Aunque en ocasiones la actriz nos ha regalado alguna interpretación algo floja en este mismo género, la intérprete de ‘Piratas del Caribe’ se ha resarcido y nos ha dado la mejor interpretación de la película. Mención especial a su monólogo en el piano, que a mí me ha saltado una lagrimita. Y coñe, qué bien le sienta vestir de época.

Por otro lado, los hombres de la película hacen una interpretación notable y correcta. Ambos tienen momentos de lucimiento, pero no llegan a tapar el brillo de Knightley, que acapara toda la película.

Para concluir, El día que vendrá es una película correcta en su género y en su reflexión. Lo que mueve la cinta es su entretenimiento, una historia de amor arrebatadora y la interpretación de una Keira Knightley a la que se la nota las tablas en este tipo de papeles. Sin embargo, la película termina por resultar a veces un culebrón para amas de casa despreocupadas que una película con todas las letras.

Te gustará también

Comments

Comments are closed.