Butaca y ButacónProgramas

‘Juego de Tronos’: Y el invierno llegó a Madrid

0

Ocho años. Ocho años han pasado desde que Juego de Tronos comenzó. Allá por el 2011 nos encontrábamos por primera vez con el bastardo Jon Nieve, con la desterrada Daenerys Targaryen y con la futura mano del rey Ned Stark (y que nos duró tan poco). Ahora, después de siete temporadas y un sinfín de muertes sorprendentes, llegamos al final de nuestro viaje. Un viaje que concluirá con una batalla entre el bien y el mal y que ha comenzado su desenlace en Madrid, con un evento organizado por HBO que, como la serie, no ha dejado de sorprendernos.

El evento, que estuvo presentado por el actor e influencer Antón Lofer, comenzó hacia las 9:30 de la noche, con un concierto de bienvenida en el que pudimos observar algunas de las escenas más recordadas de la ficción de HBO acompañadas de una orquesta. Tras esto, Lofer comenzó la presentación del evento con un monólogo en el que hubo chistes, un homenaje a Albacete e incluso un resumen de todo lo que ha acontecido en las últimas siete temporadas de la serie.

Tras esta presentación, comenzó el primer panel de la noche: “Cuando España se convirtió en Poniente”, donde varias de las personas que habían participado en la producción de la serie comentaron cómo fue el proceso de búsqueda de localizaciones en España, cómo se hicieron algunos de los efectos visuales de la serie y, en definitiva, cómo es participar en el rodaje de una de las mejores series que nos ha dado la televisión.

Por otro lado, un misterio rondaba los Cines Capitol de Madrid. El señor de Lofer, antes de despedirse de su primer monólogo, nos comentaba que unas misteriosas cucharas tendrían mucho que ver en los hechos que acontecerían a lo largo de la noche. Sin embargo, nadie encontraba esas cucharas. Finalmente, todos los asistentes encontraron sus respectivas cucharas y nos llegó la sorpresa más dulce de la noche: unos buenos helados para aguantar toda una noche llena de intensidad y, ante todo, frikismo puro y duro.

Pasadas las 00:30, llego el momento de rememorar esos momentos de Juego de Tronos que todos recordamos: sus muertes. La sala de cine se convirtió en todo un hervidero de “ooooohhhhh” para los personajes que llegaron a nuestro corazón y de gritos cuando aparecía algunos de los grandes villanos de la serie, como Joffrey o Ramsay. Tras esto, comenzó uno de los momentos más interesantes de la noche: el panel “Ocho años de hielo y fuego” con unos invitados que lo dieron todo y que realizaron una charla llena de referencias (sobre todo a The Wire y Lost) y con un mensaje claro: el fenómeno ‘Juego de Tronos’ es algo único e irrepetible.

Y por fin, tras un pequeño resumen de lo que han sido las siete temporadas de la serie, hacia las tres de la mañana, comenzaba el primer capítulo de la última temporada de la serie. El capítulo que da pie al desenlace de la serie y que ha servido más como un episodio de introducción hacia lo que está por venir. Los momentazos del capítulo vinieron de la mano de Jon Nieve (que se quedó a cuadros tras la gran revelación del personaje de Sam y cuya adrenalina fue en aumento con ese viaje en Rhaegal que nos hizo llorar de la risa), y de Sansa Stark, que nos volvió a demostrar una vez más que sigue siendo el mejor personaje de la serie con diferencia, gracias a una evolución marcadísima y a unos diálogos llenos de fuerza y notoriedad.

Por otro lado, lo que predominaron en este retorno a Poniente fueron los reencuentros. ¿El más esperado? El de Jon y Arya, que volvían a verse tras su despedida en el 1×02 de la serie. Los dos personajes han cambiado, pero está claro que el amor y el cariño que se tienen el uno por el otro ha perdurado con el paso de los años. Además, Jon también se reencontró con Bran y con Sam, mientras que Arya tuvo tiempo para reencontrarse con viejos amigos (y lo que no son amigos también *ejem ejem* Gendry) y con viejos enemigos (El Perro).

Pero sin duda alguna, el reencuentro que más dejó al público en shock fue esa mirada entre Jaime Lannister y Bran Stark, que nos hizo recordar ese 1×01 que rompió por completo la serie y que, a día de hoy, es el detonante de todo lo que estuvo por venir en la serie de George R.R. Martin. No sabemos hacia dónde tirarán en el próximo episodio, y mucho menos quiénes sobrevivirán en esta batalla entre el bien y el mal, pero una cosa queda clara: Juego de Tronos sigue tan fuerte como siempre.

 

Te gustará también

Comments

Comments are closed.