Butaca y ButacónCríticasProgramas

‘Criminales en el Mar’: Una pesca sin anzuelo

0

Valoración: 2’5 Butacas sobre 5

Hay épocas del cine al igual que en la vida que las fórmulas de los géneros suelen funcionar. Si a mediados de los años noventa hubo una generación que disfrutaba con los serial killer entre adolescentes, la comedia tampoco se ha quedado atrás con parodias a las diferentes películas, véanse los ejemplos de la saga Scary Movie y sus derivados. Adam Sandler y Jennifer Anniston son una pareja que han sabido aprovechar sus momentos. Si bien el actor nos ha dejado películas como Little Nicky o El Aguador, la actriz ha hecho lo propio con la popular serie Friends u otras películas como Como Dios, y Entonces Llegó Ella.

Después de trabajar juntos en Sígueme el Rollo, la pareja vuelve a reunirse en Criminales en el Mar, una comedia con tintes detectivescos que pretende funcionar como parodia del Cluedo, Asesinato en el Orient Express, o cualquier puzzle con tintes intrigantes mezclados con la comedia, quedándose en una pretensión más que en una  fórmula eficaz.

La película carece de originalidad y abusa constantemente de tópicos, además de ser sus escenas y diálogos tan predecibles como las letras del final en los créditos. Bien es cierto que, a pesar de todo, este que les escribe estas líneas ha disfrutado algunos ingredientes de la película, especialmente cuando ni ella misma se toma en serio, bien con el alargue de algunas escenas que pretenden desarrollar un diálogo gracioso, y las ganas que pone Adam Sandler, quien además de producir la cinta sale mejor parado que una Jennifer Anniston que pide a gritos saltar del barco.

Criminales en el Mar es una apuesta que se queda a medio gas, simplona y sin la misma gracia de otras películas del género o de sus intérpretes, quienes nos han regalado grandes momentos en sus películas. Lo mejor de todo es la honestidad con la que se presenta y sin caer en falsos espejismos para el espectador. Tampoco quedarán satisfechos aquellos que busquen una comedia romántica o con tintes grotescos ya que la brocha del guion es demasiado blanca.

Te gustará también

Comments

Comments are closed.