#Ahora

Tribunas de opinión

feria-del-caballo-jerez.jpg?fit=1000%2C563
Jaime Álvarez27/05/2017

Vista del paseo de caballos de la Feria de Jerez. Foto: MJ Romero

Jerez acaba de concluir su Feria del Caballo. Es el momento de, además de hacer balances, empezar a trabajar para construir la Feria de futuro que queremos. Un acontecimiento que debe mantener su singularidad, las identidades propias de los jerezanos. Una Feria que se tiene que adaptar al futuro, a las nuevas tecnologías, a los nuevos usos y costumbres; que mantenga su carácter abierto, la luminosidad y su elegancia.

Para conseguir un mayor esplendor, debemos mantener la conexión con nuestras referencias culturales arraigadas en la tradición flamenca, de nuestros vinos y caballos, sin llegar a ser inflexibles, pero al mismo tiempo debemos ser coherentes con nuestra cultura. Y para continuar creciendo, debemos insistir en la promoción exterior, prestigiando una gastronomía cada vez más reconocida; sin dejar de lado un obligado equilibro en los precios. Para todo lo anterior son necesarias determinadas recomendaciones junto a una regulación que asegure la convivencia entre casetas, todos los aspectos relacionados con la seguridad y la concordancia histórica, sin olvidar sectores de población con necesidades tan dispares como los jóvenes o las personas mayores. De manera que nuestra gran fiesta de primavera, adaptándose a la modernidad, pueda afianzar su carácter universal.

Desde el Área de Cultura y Fiestas se está trabajando en una nueva Ordenanza que regule la Feria del Caballo. Una normativa que esperamos y confiamos en que esté aprobada antes del inicio de la próxima feria. En esta nueva legislación se tiene que ahondar más en el respeto y la convivencia, que la música no suponga una barrera sino un elemento integrador más, con amplificadores acordes a las necesidades reales del espacio que se ocupa y que no moleste a las casetas vecinas.

Desde el Servicio de Inspección de Cultura y Fiestas en estos dos años se ha tenido muy en cuenta este elemento que tanto daño puede llegar a hacer. Y, por supuesto, seguiremos potenciando las casetas que tengan su propio programa de actividades flamencas. Esta nueva Ordenanza también tiene que recoger, de una forma muy clara y específica, cuál debe ser la relación entre los adjudicatarios de las casetas en cada edición y los empresarios hosteleros que se encargan de su explotación, fijando los derechos, obligaciones y responsabilidades de cada uno por separado y en conjunto para que no se pierda ni un ápice de la calidad que se debe prestar en el servicio a los clientes. Se debe cuidar más la estética de las casetas y esto no significa la pérdida del modelo actual, la gracia que caracteriza al recinto ferial, sino que busquemos la sencillez de los elementos decorativos instrumentalizados con esmero. Y nuestro recinto ferial tiene que llegar a ser completamente accesible.

Seguimos trabajando para mejorar en todos los aspectos que son sensibles y técnicamente exigibles. Sin el acuerdo y la cooperación de todos no podemos aspirar a que la Feria sea cada vez mejor y más excelente. Y como no podía ser menos lo vamos a hacer con el consenso de todos aquellos grupos, colectivos e instituciones implicados en el buen funcionamiento de nuestra incomparable Feria del Caballo.

Francisco Camas es Teniente de alcaldesa de Urbanismo, Dinamización Cultural, Patrimonio y Seguridad

memoria-hisotriaca.jpg?fit=1000%2C563
Jaime Álvarez17/05/2017

Estimada Sra Peruyera, vaya por delante que no deseo iniciar ningún tipo de polémica con Ud ni con su Foro, pero dadas las alusiones directas a mi persona y las graves descalificaciones que me dedica en su escrito “La lucha por lo evidente”, no me ha quedado más remedio que escribirle estas líneas. Su escrito me ha causado sorpresa, indignación y una profunda tristeza, por ese orden.

Sorpresa, porque en el escrito por el que Ud me da la réplica, yo no me he dirigido ni a usted ni a su Foro en ningún momento, luego no entiendo que se sienta aludida directamente por él. Mis críticas, como bien sabe, iban dirigidas al gobierno local. Un Gobierno, tal y como yo lo entiendo, debe gestionar para todos los ciudadanos, no exclusivamente para sus simpatizantes, de ahí que recriminara que dediquen tanto esfuerzo a seguir los dictados de éstos, una minoría dentro de los portuenses, y tan poco a todo el resto de asuntos por resolver que tiene nuestra Ciudad.

Es un clamor popular que El Puerto se ha quedado atrás respecto a otras poblaciones vecinas y necesita urgentemente invertir dicha situación. Pero sólo cambiando los nombres a las calles no lo va a conseguir. Ahora bien, que ustedes, como entidad privada que son, reivindiquen esos cambios de calles me parece legítimo y respetable, aunque no lo comparta del todo. Puedo aplaudir que se pongan calles nuevas, pero no que se quiten todas las que ya estaban, no todos merecen ser borrados de la memoria, el de Mercedes Formica es buen ejemplo de ello.

Sentí indignación, porque, de manera totalmente gratuita, me acusa de faltar a la verdad, de faltarle el respeto a las víctimas del franquismo, de tener una ideología de corte fascista (según Ud. incluso me dedico a cantar el “Cara al Sol”), de no ser ejemplo para nadie y de tener un comportamiento inmundo. Todas esas afirmaciones las hace sin ni siquiera conocerme, porque, que yo recuerde, jamás hemos cruzado una palabra, luego las hace por el simple hecho de no seguir los dictados del pensamiento de izquierda, esto es, por no pensar exactamente como Ud.

Es un recurso muy fácil acudir a la descalificación y al descrédito del otro, cuando éste pone en evidencia las propias carencias. Así, dice que falto a la verdad por afirmar que durante la II República  se fomentó irresponsablemente el enfrentamiento entre los españoles. Ud identifica a la República exclusivamente con los partidos de izquierda y por tanto entiende mis palabras como un ataque a ellos, cuando la realidad es que la II República fue bienvenida tanto por la izquierda como por la derecha, y en ella había partidos de todo tipo e ideología, de derechas y de izquierdas, la República no era (y nunca debió ser) propiedad de ningún partido, así que en mis palabras los englobo a todos ellos sin excepción, especialmente a los mas radicales, insisto de izquierda y de derecha.

La izquierda suele idealizar a la II República y presentarla como el paradigma de los derechos y libertades, sin embargo, nada más lejos de la realidad, puesto que durante los cinco años y tres meses que duró se declararon por el Gobierno republicano de turno 21 estados de prevención, 23 estados de alarma y 18 estados de guerra, esto quiere decir que los derechos y libertades constitucionales estuvieron más tiempo limitados o suspendidos que en vigor. En palabras de Manuel Ballbé “el estado de excepción pasará a ser la regla, siendo verdaderamente excepcionales los períodos en que rige la normalidad constitucional”. Además del de Franco en 1936, se produjeron dos intentos más  de golpe de Estado, en 1932, promovido por el General Sanjurjo, que acabó con unos diez muertos, y en 1934, promovido por la UGT, el PSOE y la CNT, que provocó más de mil muertos y dos mil heridos y, entre otras consecuencias, la voladura de la catedral de Oviedo; esto sin contar con varias sublevaciones “menores” como la declarada por los anarquistas en 1933 que provocó la muerte de más de una veintena de muertos entre jornaleros y guardias civiles en Casas Viejas.

No olvidemos que las huelgas en todo el país eran constantes, sólo en 1933 hubo 1.127 huelgas, o que en 1934 se llegó a proclamar de manera unilateral la independencia de Cataluña. Así que, precisamente, no podemos hablar de la II República como un periodo de estabilidad y tranquilidad política o social, sino como un periodo de continuos enfrentamientos, no ya verbales en el Parlamento, sino enfrentamientos armados por las calles, con pistoleros sembrando terror y muerte.

El propio Ortega y Gasset escribía en 1931: “Lo que no se comprende es que habiendo sobrevenido la República con tanta plenitud y tan poca discordia, sin apenas heridas, ni apenas dolores, hayan bastado siete meses para que empiece a cundir por el país desazón, descontento, desánimo, en suma, tristeza”. Y continuaba que “la República es una cosa. El radicalismo es otra. Si no, al tiempo”. Y el tiempo, por desgracia, llevó a una guerra civil y a una dictadura.

Respecto a que no respeto a las víctimas del franquismo, resulta que las respeto exactamente igual que a las del Frente Popular y demás radicalismos de izquierda que se produjeron durante aquella triste época de enfrentamientos fraticidas. Yo las reconozco a todas porque, como en la gran mayoría de las familias españolas, en mi familia hay víctimas de un lado y de otro, unos fueron ejecutados, otros fueron encarcelados y terminaron por irse de España, a otros les montaron un consejo de guerra, fueron perseguidos por sus ideas políticas o simplemente por su estilo de vida, sufrieron incendios y saqueos en sus casas, y ninguno de ellos empuñó un fusil. Pero, a pesar de todo lo que vivieron, los que sobrevivieron no nos enseñaron a sus descendientes rencor, ni odio, al “contrario”, sino respeto y tolerancia con sus ideas.

Sin embargo, de sus palabras hacia las víctimas de Paracuellos sí que se desprende sorna y hasta burla, como si sus asesinatos no fueran reales o lo que es peor, como si estuvieran justificados, porque a ellos Ud no los considera victimas sino unos verdugos. Dígame, ¿a quiénes torturó o asesinó Pedro Muñoz-Seca con su pluma? Fue uno de los muertos de Paracuellos. ¿Puede decirme a quien señaló con su dedo acusador? Sra Peruyera, en mi opinión, tiene una visión maniquea de la Historia y de la vida, divide a las personas en sólo dos categorías: los buenos-víctimas (los que Ud elige o los que piensan exactamente como Ud) y los malos-verdugos (el resto del mundo, piensen lo que piensen). Repite el mismo planteamiento que hacían Franco o Stalin, sólo que ellos lo llevaron al extremo. Para mi todos son víctimas del odio y de la intolerancia, como ya dije ningún bando merece ser idealizado, y los verdugos son los dirigentes políticos de aquella barbarie, algunos de los cuales no pagaron por sus crímenes pese a tener una larga vida.

Y porque yo no sigo los dictados de izquierda, me llama, veladamente, fascista y se inventa que en mi partido cantamos el “Cara al Sol”. Pues verá, ni cantamos el “Cara la Sol” ni “La Internacional”, porque no somos partidarios de extremismos. Nuestro único himno es el himno de España y no lo cantamos porque no tiene letra. Nuestra bandera es la que define el artículo 4 de la vigente Constitución española, la que engloba y reconcilió a todos los españoles, la que busca un futuro común, donde quepamos todos. No somos nostálgicos del pasado, lo conocemos para no repetirlo.

Sobre comportamientos inmundos, creo que no hay ningún partido político en todo el mundo que esté libre de mancha. Pero, al menos, en España y con el PP gobernando, la corrupción se persigue. Así que no nos deben de preocupar los corruptos que estén siendo investigados o ya en la cárcel, sino los que están en la calle. Aquellos que, habiendo saqueado los presupuestos públicos para enriquecerse o crear redes clientelares para aupar o perpetuar a su partido en el poder, siguen libres o, lo que es peor, en las instituciones con acceso a más dinero público que robar. Contra esa lacra debemos luchar todos juntos, sin justificaciones posibles, pero con garantías de que se hará verdadera justicia y no un linchamiento mediático interesado.

Y, finalmente, siento mucha tristeza. Tristeza por ver que la izquierda más radical no evoluciona, que sigue viendo enemigos en todo aquel que no piensa como ella dicta. Que niega la realidad y recurre al insulto, directo o velado, cuando alguien dice lo que no se quiere escuchar. Sra. Peruyera, Ud afirma que la democracia le viene grande a este país, pero se equivoca, le viene grande a algunas personas, a los que no saben respetarla, a los que se la apropian y la retuercen según su conveniencia. Eso es muy triste y muy peligroso para una convivencia en paz. En España hoy hay democracia y gracias a eso Ud y yo podemos expresar libre y públicamente nuestras opiniones sin represalias, o casi, porque a mi me ha costado que Ud me insulte por hacerlo. De ahí que sienta lástima de Ud y de sus palabras.

Supongo que ahora, por este escrito, recibiré nuevas y mayores descalificaciones. Yo ya no le contestaré, no quiero entrar en ese penoso bucle. En una cosa le doy la razón y hago mías sus propias palabras: “Más allá de usted y de mi, la evidencia encontrará su camino para imponerse”.

Paddock-Girls-Laguna-Seca-2013-19.jpg?fit=800%2C533
Jaime Álvarez04/05/2017

“Para la libertad, sangro, lucho, pervivo.” Así comenzaba uno de los poemas más famosos del poeta oriolano Miguel Hernández y es que de libertad, de LIBERTAD con mayúsculas, es de lo que quiero y de lo que necesito escribir hoy.

La libertad es un concepto filosófico inherente al ser humano, es un dato fundamental para determinar el origen de nuestra especie basado en la autoconciencia y la responsabilidad moral, la libertad entendida como la capacidad de nuestra conciencia para pensar y obrar según nuestra  propia voluntad.

Para los que nos consideramos, nos sentimos liberales, la libertad es, seguramente, nuestra más valiosa posesión inmaterial.

Pues bien, el pasado jueves 27 de abril, durante la celebración del Pleno Municipal, se aprobó gracias a los votos del PSOE, IU y Ganemos, estos últimos autores de la propuesta, una iniciativa para pedir a la empresa DORNA, organizadora de “Moto GP”, prescindir en todas las pruebas que organiza en el Circuito de Jerez, “de las prácticas donde se utiliza el cuerpo de la mujer como reclamo para captar la atención del público y como un adorno, evitando de este modo estereotipos machistas que potencian la cosificación de la mujer”.

Moverse en el terreno de la ideas y las propuestas genéricas es muy fácil y en ese medio hay formaciones políticas que lo hacen “como pez en el agua”, la dificultad viene a la hora de bajar al terreno de los hechos y de las consecuencias, al terreno de lo concreto en definitiva: ¿está propuesta, en qué se traduce a efectos prácticos?, ¿pretenden los promotores de la misma decirles a las azafatas (no me gusta el término “paragüeras”, me parece peyorativo) o a las empresas que las contratan cómo deben vestirse? , ¿pretenden decirles si deben llevar falda o pantalón? , ¿pretenden regular cuánto deben enseñar y cuánto tapar?, ¿o directamente quieren acabar con sus puestos de trabajo?. Que sean valientes y que lo expliciten, es la hora de bajar al terreno de lo concreto.

Esta propuesta, aparentemente bien intencionada a favor de la mujer, esconde un  trasfondo mucho más peligroso, un ataque a la libertad individual, al derecho inherente a cualquier ser humano, hombre o mujer, de gobernar su vida y hacer con ella lo que le parezca sin más límite que el respeto a la libertad de los demás, en definitiva, esta propuesta atenta contra el libre albedrío.

Además, con el afán prohibicionista que les caracteriza, los señores de Ganemos impidieron que se pudiera votar por separado una moción incluida por el PSOE a favor de la protección de la mujer, con la que mi formación estaba de acuerdo, obligándonos a votar todo o nada, lo que motivó nuestra abstención.

Curiosamente uno de las grandes hitos en la inacabada historia de la liberación de la mujer lo supuso la utilización de minifalda en la segunda mitad de la década de los sesenta, cuyo mayor exponente fue el mítico concierto de Woodstock de 1.969. la mujer por primera vez se vestía (y desvestía) como le daba la gana.

Por todo lo anterior pienso que, ante todo, debe prevalecer la libertad individual y estas azafatas, salvo que alguien me demuestra lo contrario, realizan este trabajo de manera totalmente libre, voluntaria y remunerada, si las empresas que las emplean incumplen la normativa laboral vigente, como en cualquier otra profesión, será una cuestión que competa a las propias trabajadoras,  a las autoridades laborales y a la inspección de trabajo. A mi personalmente no me gusta este tipo de publicidad y me produce cierto rubor pero ante todo debe prevalecer la libertad de cada individuo, de las mujeres en este caso, antes que mi opinión o la de cualquier otro.

Que quede claro, el tema de la “cosificación de la mujer” no está en su atuendo sino en el que las mira, yo desde luego, que soy padre de una adolescente, al igual que su madre, nos esforzamos en educarla para que nunca nadie, ni su pareja ni nadie, le diga lo que debe hacer en la vida, como se debe vestir o donde puede o no trabajar. Por consiguiente a estas azafatas no las veo como “cosas” sino como jóvenes mujeres que están realizando un trabajo tan digno como otro cualquiera y que merecen el mayor de los respetos. Si cedemos en esto, ¿qué será lo siguiente?…y es que ya sabemos que hay ideologías a las que les gustaría dirigirlo todo, la economía, los medios de información, el Ministerio del Interior, los distintos poderes del Estado y hasta nuestras vidas llegado el caso, aquí tenemos un buen ejemplo de ello.

Desde Ciudadanos defenderemos siempre con pasión la libertad como valor supremo, pero no solo la nuestra sino también las de aquellos que opinan de manera diferente a nosotros y, por supuesto, la igualdad en derechos y oportunidades de mujeres y hombres, estos son nuestros principios y estos son nuestros valores. Hoy más que nunca toman fuerza los versos de William E. Henley con los que un gran luchador por la libertad como Nelson Mandela superaba los momentos más duros de su largo periodo en la cárcel, hoy más que nunca en Ciudadanos lucharemos para que cada hombre y cada mujer sea “el amo de su destino y el capitán de su alma”.

miguel-angel.jpg?fit=1000%2C526
Jaime Álvarez03/05/2017

A cualquier chico ambicioso y soñador, que se levanta cada mañana con ganas de cambiar el mundo, que siente devoción por sus vecinos, fantasea  y se ilusiona por cambiar la vida de éstos, porque no importa la hora ni el día ni el lugar cuando la vocación llama a nuestra puerta. Jóvenes que algún día sintieron miedo por defender lo que pensaban, pero que ni la amenaza ni el temor consiguieron acobardarlos.

Tú, Miguel Ángel Blanco, eres el ejemplo de nuestra generación. Aún seguimos tu camino, porque ni tu muerte supo pararte y porque, incluso pasados 20 años, seguimos sin olvidarte. Has sido el propulsor de toda una generación de jóvenes que decidieron acabar con el miedo para  luchar, al fin, por la libertad. La libertad que tú demostraste al afiliarte al partido en el que creías, la libertad que desempeñaste al conseguir ser concejal y la libertad que desarrollaste al luchar por tus vecinos.

Abriste la puerta, diste cabida a todos aquellos jóvenes que siguiendo tu ejemplo y con tus mismas aspiraciones soñaban con dedicarse a la política. Porque la juventud mueve a la política como la sangre alimenta al corazón.

Qué nos dejéis aportar nuestras ideas, inquietudes, vitalidad y esfuerzo ayuda a corregirnos, a cuestionarnos y replantearnos si lo que estamos haciendo es lo correcto o por el contrario tratar de mejorarlo.  Somos una mente joven en contacto con los problemas de nuestra sociedad, pero que también sabe escuchar a la voz de la experiencia y la respeta. Nuestro ámbito de actuación es y será siempre la calle, porque siempre valdrán más los hechos que las palabras, ya que la política que no se regenera esta condenada al fracaso.

En esta nueva etapa, donde los jóvenes tenemos un papel primordial, no nos podemos olvidar de ti. Tanto es así, que no es casualidad, que hace una semana, en el XIV Congreso Nacional de Nuevas Generaciones, te nombrásemos, por unanimidad, presidente de honor. No es casualidad, que en una fecha tan señalada como esta te recordemos a ti.

¿Te das cuenta de la huella que has dejado?

placa.jpg?fit=1000%2C563
Jaime Álvarez02/05/2017

Es un hecho que El Puerto de Santa María tiene un gobierno de pasado, y no de futuro como sería deseable para la mayoría de ciudadanos.

En unos días se cumplirán dos años desde que el, irónicamente llamado, pacto progresista y social conviniera que no nos gobernara la candidatura ganadora de las elecciones municipales, y, en su lugar, lo hiciera un tripartito de corto recorrido. Ese pacto y su gobierno resultante presumían,  muy al estilo de la izquierda española, de ser el cambio, el progreso, el avance, el futuro… Sin embargo, en todo este tiempo no podemos citar ni un solo paso adelante que haya dado la ciudad. No hay ningún proyecto de futuro que haya emanado del gobierno actual. Ni una idea nueva. Nada original.

Muy al contrario, todos sus esfuerzos se vuelcan en el pasado. Para ello hasta han creado una Concejalía ex profeso, la bautizada como de “memoria histórica”, cuando, en realidad, debería llamarse de “memoria selectiva”. Concejalía que, curiosamente, es la única de todo el Gobierno local que ofrece resultados tangibles, porque el resto ni está ni se le espera ya.

De esta Concejalía han surgido logros tales como cambios de nombres en las calles para recordar a los amigos o familiares republicanos (las familias no republicanas mejor, siguiendo su propia jerga, invisibilizarlas), placas en homenaje a los represaliados de su misma ideología  (sobre las víctimas que no compartían sus ideas, que también las hubo, que caiga el silencio), la “recuperación” del legado de Rafael Alberti (como si no llevara ya cuarenta años entre nosotros), rotondas y plazas que evocan sólo una parte de la Historia (la que a ellos les interesa contar)… Recursos, esfuerzos y tiempo dedicados a recordar el pasado, pero con el único objetivo de tratar de reescribirlo a su gusto. Lo dicho, muchos pasos hacia atrás y ninguno hacia delante.

Se justifican diciendo que lo hacen en cumplimiento de la ley. Una ley redactada para abrir viejas heridas y crear otras nuevas, quebrando claramente el espíritu de reconciliación que se acordó por la inmensa mayoría de los españoles con el refrendo de la Constitución  de 1978. Dicen que pretenden hacer justicia, cuando, utilizando exactamente las mismas técnicas del franquismo, ensalzan a un bando y demonizan al otro, sabiendo que la realidad fue distinta y no es posible idealizar a ninguno de los contendientes, de este modo consiguen volver al enfrentamiento y la fractura social, ambiente donde se mueven como pez en el agua. Si de verdad persiguieran la justicia dejarían de utilizar a los muertos y trabajarían por una sociedad pacífica y cohesionada, pero no es ese su objetivo final. Durante la II República se fomentó irresponsablemente el enfrentamiento entre los españoles y el resultado fue una guerra civil y una dictadura, así que más nos vale aprender bien la lección, la que el propio Manuel Azaña resumía en el grito de “Paz, Piedad y Perdón”.

El Puerto no necesita más pasado y menos aún el que habla de luchas entre vecinos y familias. Ese sufrimiento se superó con la generosidad de todos los implicados. El Puerto ahora necesita futuro. No hay más que pasear por las calles del centro para ver cómo nos hemos quedado atrás, muy atrás en todos los sentidos (urbanísticos, medioambientales, económicos, culturales…) La Ciudad de los Cien Palacios, está descarnada y abandonada. Son muchas sus carencias y grande el esfuerzo necesario para superarlas, no necesitamos añadir más lastre en forma de decisiones  que no llevan a nada beneficioso para la mayoría de ciudadanos.

Así que, Sres. del Bipartito, dejen de hurtar el futuro de La  Ciudad. Ha quedado demostrado en estos dos años que sólo son capaces de mirar al pasado y de que no saben encarar el porvenir. Cada Pleno Municipal es buena prueba de ello, se suceden los meses y no traen a debate ninguna inversión, mejora o proyecto para El Puerto, y las que traemos desde la oposición las rechazan sistemáticamente por no ser suyas. De este modo el avance de la Ciudad es imposible, porque ni hacen ni dejan hacer.  Así que, si tienen algo de cariño por El Puerto, dejen de hacerle perder más el tiempo, un tiempo irrecuperable e implacable, y permitan que otros sigan la senda de desarrollo y verdadero progreso que merece. El futuro no se gana anclados en el pasado.

patios-el-puerto.jpg?fit=760%2C570
Jaime Álvarez27/04/2017

Primavera, si algo me gusta de ella es la claridad de la tarde, que ya poco a poco va haciendo mejor tiempo, que huele a feria y que ya se acerca una fiesta muy andaluza, muy de nosotros, los patios portuenses.

No se puede hablar de esta fiesta, sin nombrar a aquellas personas que, año tras año ponen su granito de arena para engrandecerla, los verdaderos protagonistas, los patios y su gente. Esta fiesta, se centraba antiguamente en el Barrio Alto, en la calle Zarza, callejón Espelete, calle Yerba… ¡Cuantos caracoles habrá hecho Felisa para amigos y turistas, o cuantos cuadros inauguraba Rafael Fenoy para la fiesta de los patios, o cuanta fiesta había en casa de Luisa en el callejón Espelete! Poco a poco, los demás patios portuenses quisieron ir sacando lo mejor de sí mismo, encontrando verdaderas joyas que todos los vecinos cuidan durante meses y meses para estar presentable ese día, como si uno de sus hijos fueran. Que orgullosos se muestran ellos, y te muestran el lugar donde viven.

Debo admitir que admiro y envidio a partes iguales a esos portuenses que esos días te abren las puertas de su casa para que todos conozcamos un rinconcito de El Puerto desconocido para nosotros. Me parece algo tan loable, que desde aquí pido que se animen más y más personas, que seguro tienen verdaderas bellezas que compartir con nosotros, esos ambientes festivos, esas actuaciones que hacen un incentivo para subir hacia esas casas y patios de vecinos para recordar un poco la esencia de nuestros mayores que se nos van olvidando.

Finalizo con unas palabras de agradecimiento a la Asociación de Amigos de los Patios que cada año hacen posible que esta fiesta sea una realidad en nuestra ciudad y que sin duda estoy convencida, cuando el Partido al que hoy represento vuelva al Gobierno, volverá a vivir sus mejores años, ya que existirá un tándem entre Asociación y Ayuntamiento que engrandecerá aún más la fiesta, dándole la importancia que se merece.

Paddock-Girls-Laguna-Seca-2013-19.jpg?fit=800%2C533
Jaime Álvarez25/04/2017

Lo bueno de estar a 800 kilómetros de Jerez es que te permite ver los asuntos de casa con más perspectiva, conocer otros puntos de vista y ampliar el marco de conocimiento en sí.

Sin embargo, estos últimos días leo con estupor una propuesta de Ganemos Jerez y en especial la tribuna de Victoria sobre la cosificación de las chicas que trabajan en el Gran Premio de Jerez (uno de los principales focos de riqueza de Jerez y motor del turismo) y me pregunto lo siguiente, ¿tanto ha cambiado Jerez estos dos años que llevo fuera que ahora llevan obligadas a las chicas al Gran Premio? Y si no ha cambiado, ¿no será que las chicas van porque quieren? ¿Dónde queda la libertad de la mujer para Victoria? ¿Dónde está la cosificación y dónde la libertad individual?

Dice Victoria que “son tratadas como objetos sexuales, ignorando sus cualidades y habilidades intelectuales y personales, reduciéndose a meros instrumentos para el deleite generalmente del hombre,” y yo me pregunto, ¿dónde estaba el grupo de Ganemos cuando su líder decía que azotaría a una periodista hasta que sangrase? ¿Dónde estaban en general los hombres y mujeres del área de Igualdad, Feminismo y Sexualidades de Podemos Jerez esos días?

Le recomiendo algo, abra la mente, piense que igual están ahí porque quieren (si ninguna chica quisiera, simplemente no habría azafatas) y dejen de trabajar en propuestas que dañan la imagen del Gran Premio de Jerez, barra para casa y céntrese en los problemas de verdad de los jerezanos.

38682.jpg?fit=964%2C600
Jaime Álvarez24/04/2017

A menudo cometemos la equivocación de pensar que algo que nos resulta obvio, es igual de obvio para todo el mundo.

Cuando, desde el Área de Igualdad de Podemos Jerez, empezamos a elaborar la propuesta de eliminar la cosificación sexual de las mujeres en los eventos deportivos que se celebran en nuestra ciudad, dábamos por hecho que resultaría algo polémica y que crearía debate pero que, aún así, iba a ser bien acogida, pues era evidente que estas modelos, coloquialmente llamadas “paragüeras”, son tratadas como objetos sexuales, ignorando sus cualidades y habilidades intelectuales y personales, reduciéndolas a meros instrumentos para el deleite generalmente del hombre, reforzando así estereotipos patriarcales, sexistas y machistas. Y con esa guisa se la presentamos al grupo municipal Ganemos Jerez para que nos la defendiera.

Sin embargo, resulta que las reacciones en las redes sociales sobre la propuesta de Podemos Jerez han sido muy demostrativas de lo que decía Simone de Beauvoir : “La perspectiva del varón se considera sin más como la perspectiva del ser humano en general, objetiva, neutra, que no requiere justificación”.

Y es en esa observación machista predominante donde se localiza el sentir general de que una persona “mujer”, es una cosa, un objeto sexual que adorna y puede poseerse; y que somos capaces de contratarla como un ”puñado de carne” para que “nos alegre la vista”, o como decían en una de las agencias de modelos que las contratan: “Es lo que el espectáculo demanda”.

Dar dignidad al trabajo que se realiza es una meta irrenunciable que cualquier sociedad tiene que perseguir y alcanzar; y en eso consiste la propuesta del Área de Igualdad de Podemos Jerez, sin que ello signifique que se pretenda prohibir la existencia de azafatas, azafatos y modelos, sí dotarles de roles activos y no estereotipados.

En el Pleno Municipal de Jerez del próximo jueves 27 de abril de 2017, los grupos políticos que representan a la ciudadanía de jerezana decidirán cuál es su apuesta en relación a este tema; desde Podemos Jerez nuestra posición está clara: la de la dignidad de las personas.