El sindicato de guionistas ALMA celebró el 6 de septiembre su III Encuentro de Guionistas de Programas en el FesTVal de Vitoria-Gasteiz

El sindicato de guionistas ALMA celebró el 6 de septiembre su III Encuentro de Guionistas de Programas en el FesTVal de Vitoria-Gasteiz

El objetivo del encuentro es hacer visible el trabajo, muchas veces desconocido para público y medios, de los guionistas que dan forma a la estructura y contenidos de estos formatos televisivos.

Pilar de Francisco, guionista de Late Motiv (#0) y con una sólida trayectoria en comedia y programas, ejerció de moderadora de la mesa redonda, además de aportar su punto de vista profesional. Junto a ella intervinieron cuatro profesionales con mucha experiencia en programas. Amalio Rodríguez, guionista de Lazos de sangre (RTVE), ha creado también formatos de televisión, principalmente de entretenimiento. Tatiana Chisleanschi coordina en la actualidad el equipo de guión de la segunda temporada de Las que faltaban (Movistar +) aunque en el pasado ha combinado el guión de programas con el de ficción. Kaco Forns, coordinador de guión de El cielo puede esperar, fue también guionista junto a Pilar de Francisco de la Gala de los Goya 2019. Cerraba el conjunto Iñigo Reizabal, guionista de programas de la televisión autonómica como Juego de cartas, quien ha escrito realities, magacines y programas de humor.

Iñigo Reizabal, Tatiana Chisleanschi, Pilar de Franscisco, Kaco Forns y Amalio Rodríguez. © FesTVal 2019.

Los miembros del panel desgranaron la estructura del trabajo y de los guiones de los programas en los que trabajan en este momento, llamando la atención sobre algunas de las dificultades que afrontan en cada uno: desde el impacto de la última hora informativa en el caso de talk shows como Late motiv,  muy basados en la actualidad, hasta la personalización al detalle de un guión que debe ser totalmente reconstruido cuando cambia la persona que protagoniza el espacio (El cielo puede esperar, Lazos de sangre). La grabación de temporadas completas como en el caso de Juego de cartas o Las que faltaban limita las posibilidades de adaptarse a cualquier noticia o interactuar con la audiencia, y al mismo tiempo corren el riesgo de sufrir spoilers si alguno de sus protagonistas hacen público, por ejemplo, el desenlace del programa.

Tampoco las redes sociales tienen el mismo impacto en todos los programas, y la estrategia para alcanzar al público objetivo varía según los casos. En algunos dirigidos a un segmento concreto se estudia y se diseñan mensajes y contenidos virales destinados a ese segmento, como en el caso de Las que faltaban. En otros, como El cielo puede esperar, identificar o viralizar es más un mérito del equipo de redes sociales.

Al abordar el tópico de la improvisación de los presentadores de programas, Iñigo Reizabal y Amalio Rodríguez insistieron en que el guión es un elemento indispensable, si bien hay profesionales que lo enriquecen enormemente al hacerlo propio en la grabación. También Pilar de Francisco recordó que un presentador como Andreu Buenafuente es capaz de hacer difícil que el público adivine dónde termina el guión y empieza su improvisación. En este sentido, cuanto más conocida es la persona para la que se escribe el guión más fácil es conseguir que se adapte a su forma de ser o de interpretar y la experiencia y la profesionalidad son una garantía.

También se abordaron aspectos prácticos del día a día, como trabajar en solitario – con o sin apoyo de documentalistas y redactores- o en equipos, en estudios o de forma autónoma y los retos de coordinación que plantean estos escenarios. Esencialmente, las herramientas para escribir programas son las mismas que para escribir ficción, aunque la exigencia de una constante acción es mayor en los programas, ya que deben retener la atención del público y no pueden remitirse a episodios anteriores o posteriores.

Por otro lado, revisar la situación de los derechos de autor que se generan a partir de obras audiovisuales como los programas o de una parte de sus contenidos volvió a mostrarse como una de las más importantes tareas pendientes, que ALMA ya está abordando mediante el correspondiente estudio jurídico.

Todos los profesionales coincidieron en que los medios de comunicación y el gran público continúan desconociendo que, tal y como sucede en las películas y en las series de ficción, detrás de un programa de televisión hay un equipo de guionistas que escribe esos contenidos. Este encuentro ha sido, por tanto, fundamental para visibilizar el trabajo de los guionistas de programas de la mano de los protagonistas de los principales formatos aclamados por público y audiencia.

Actividad realizada con la colaboración de Fundación SGAE y FesTVal.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *