'Perros de Presa': Los ladridos del pánico y la miseria del holocausto

'Perros de Presa': Los ladridos del pánico y la miseria del holocausto

4 Butacas sobre 5

El cine nos ha pintado tremendos retratos del holocausto ocurridos durante la Segunda Guerra Mundial. Horripilantes momentos dibujados en escenas que quedarán siempre en la mente del espectador. Roman Polanski, Steven Spielberg, Roberto Benigni…son algunos de los nombres en un largo listado de cineastas que han retratado el horror y el sufrimiento del ser humano.

Perros de Presa es uno de los últimos ejemplos que el espectador podrá ver en las carteleras sobre el género. No es una película al uso para nada. Es un enfoque absolutamente diferente a través de los ojos de los seres más frágiles que existen sobre la faz de la tierra, la inocencia de los niños. Un grupo de supervivientes consigue escapar del campo de concentración una vez que los alemanes ven como el horror implantado por Hitler comienza a caer. A través de un espeso bosque, los menores se adentran mientras son perseguidos por perros adiestrados para acabar con ellos. Animales que son parte de una fotografía en la que el hambre y la miseria de la época eran los protagonistas.

Dirigida por Adrian Panek, el director polaco realiza una película magistral, sencilla y en la que el pánico y la angustia atrapan al espectador desde el primer momento. No le han hecho falta escenas espectaculares, tampoco efectos especiales que deslumbren, simplemente se respira horror durante todo el metraje y terror. La psicología de los protagonistas es otro de los puntos fuertes de la película, logrando que las interpretaciones de sus protagonistas angustien durante su visionado. Un trabajo excelente por parte de su elenco en el que destacan principalmente: Kamil Polnisiak,  Nicolas Przygoda, Sonia Mietielica y Danuta Stenka.

 

Otro de los puntos fuertes de la película es la fotografía del film, ayudando al largometraje a crear una atmósfera oscura, infernal y angustiosa en la que los perros no son el principal enemigo, sino el ser humano.

Una apuesta cinematográfica diferente en la que se respira pánico, horror y calidad, además de explotar un género de una manera original y sorprendente.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *