'Legado en los Huesos': El misterio y el suspense armonizan el baile del terror psicológico en la segunda parte de la 'Trilogía del Baztán'

'Legado en los Huesos': El misterio y el suspense armonizan el baile del terror psicológico en la segunda parte de la 'Trilogía del Baztán'

4´5 Butacas sobre 5

Dicen que las leyendas se alimentan del tiempo y de las personas que creen en ellas. Muchas son las que esconde la cultura norteña y en especialmente las que residen en la antigua mitología vasca. ¿Hay de verdad credibilidad entre toda esta imaginación? ¿Son solo mitos o llegaron a existir esas místicas criaturas en algún momento?

En esta situación se encuentra nuestra protagonista, la inspectora Salazar.

Interpretada por una enorme Marta Etura (Celda 211, Mientras Duermes, El Guardián Invisible, Lo Imposible; entre otras). Con su brillante interpretación nos atrapa gracias a la fuerza y el carisma que la caracteriza. Es fácil empatizar con alguien con esas cualidades.

Desde la primera escena, con la que comienza la anterior película de la saga (El Guardián Invisible, 2017), Marta se mete en la carne de la indomable inspectora y nos guía en el camino de la magia y el misterio. Las investigaciones y los descubrimientos crean una atmósfera en la que el terror psicológico se adueña de la sala y hace que dudes en si lo que estás viendo en pantalla puede llegar a ser real o no.

Cuenta la mitología vasca que el Basajaun se esconde entre los bosques del Baztan. También llamado Señor de los bosques o Yeti vasco, es descrito como un ser con forma humana y de gran tamaño, de largo pelaje y con un pie de humano y otro en forma circular, como si fuese una pezuña. Algunos afirman haberle visto y otros creen que es una simple leyenda.

A diferencia de la primera película de la trilogía, El Guardián Invisible (2017), la mística historia del Basajaun es sustituida por una experiencia más personal entre la protagonista, su actual familia y su notan apreciada madre. El juego de la mitología de la legendaria Vasconia se entrecruza con la historia de una supuesta secta relacionada con el Opus Dei cuyo líder es el Doctor Sarasola (bajo la figura de Imanol Arias).

Un largometraje que supera a su predecesora en guion, montaje y en ritmo, convirtiendo esta secuela en un buen producto de entretenimiento para los que buscan un thriller de emociones fuertes.

Legado en los Huesos verá la luz en las salas el 5 Diciembre, más tarde llegará Ofrenda a la Tormenta (2020) el 3 de Abril, para así completar la aclamada Trilogía del Baztán escrita por Dolores Redondo y ahora llevada a cines bajo la excelente dirección de Fernando García Molina.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *