'La trinchera infinita' le arrebata el Forqué a 'Dolor y Gloria'

'La trinchera infinita' le arrebata el Forqué a 'Dolor y Gloria'

La película dirigida por Jon Garaño, Aitor Arregi y José Mari Goenaga, se llevó el premio a mejor largometraje de ficción por encima de sus competidoras.

Esta gala número 25 de los Premios Forqué tenía que ser especial. Tras conseguir uno de los mejores años del panorama cinematográfico español, la industria se reúne un año más para dar los premios José María Forqué, que vuelven a Madrid tras ser celebrados, por última vez, en el Palacio de Congresos de Zaragoza. La pasada edición, Campeones se llevó el premio al mejor largometraje. Este año, Dolor y gloria, La trinchera infinita, Mientras dure la guerra y Lo que arde se han disputado el galardón.

Lo que parecía que iba a ser un premio relativamente predecible para Dolor y gloria y Pedro Almodóvar terminó convirtiéndose en una sorpresa. La trinchera infinita, dirigida por Jon Garaño, Aitor Arregi y José Mari Goenaga, se llevó el premio a mejor largometraje de ficción por encima de sus competidoras. La sorpresa quedó reflejada incluso en la cara de los ganadores, que no podían esperarse, al igual que todo el público, que la aventura de amor de Higinio y Rosa superase a la malograda vida de Salvador Mallo.

Mientras tanto, en el apartado interpretativo hemos tenido un poco de todo. Como cabía esperarse, Antonio Banderas se ha alzado con el premio a mejor interpretación masculina por su papel en Dolor y gloria. Esto no es ninguna sorpresa después de que el actor se haya convertido en uno de los favoritos para ganar el premio Oscar este año, después de llevarse un galardón en el festival de Cannes y en varias de las críticas más prestigiosas del mundo (como la de Nueva York o Los Ángeles).

Donde ha habido sorpresa ha sido en el apartado femenino, ya que Marta Nieto (actriz protagonista de la película Madre) ha logrado el premio a la mejor interpretación femenina en estos premios Forqué. La actriz había sido alabada en la mayoría de las críticas de la prensa española, pero no se podía pensar que finalmente fuese ella la que se llevase este galardón, superando así a sus contrincantes (Greta Fernández por La hija de un ladrón, Belén Cuesta por La trinchera infinita y Pilar Castro por Ventajas de viajar en tren).

La otra gran ganadora de la noche fue Diecisiete. La película de Daniel Sánchez Arévalo se llevó el premio al cine y educación en valores, por lo que subieron a recoger el premio, entre otros, el director y uno de los actores de la cinta, Biel Montoro, quienes recogieron encantados este Forqué. El resto de premios se repartieron entre La odisea de los giles, que logró el galardón a la mejor película latinoamericana; El nadador, que consiguió el mejor cortometraje; y Ara Malikian: una vida entre las cuerdas, que se llevó el premio por encima de Aute Retrato, El cuadro e Historias de nuestro cine.

La 25 gala de los premios Forqué dio comienzo con varias interpretaciones que dieron el punto peculiar a la ceremonia. Cristina Llorente y Wally Lopez empezaron con una particular versión del conocido ‘Tómbola’ de Marisol, seguidos del actor y cantante Peter Vives, quien levantó al Palacio Municipal de IFEMA con ‘Salta’. Para poner punto final a este número musical, la presentadora de la gala, Elena Sánchez, entró en el escenario para hacer su propia interpretación de ‘Americanos’, la popular canción de la película Bienvenido Mr. Marshall. Entre otras interpretaciones que destacaron a lo largo de la ceremonia cabe destacar un precioso homenaje a Camilo Sesto, interpretado por Ángela Carrasco; Los Secretos, que deslumbraron al público con algunos de sus grandes éxitos; y Antonio José, que dio la nota con algunas de sus canciones más conocidas.

Además, a la gala asistieron varias caras conocidas de toda el cine y la televisión española. Algunos de los intérpretes que decidieron pasearse por le Palacio Municipal de IFEMA fueron Marta Hazas, Loles León, Natalia de Molina o Pol Monem, que no quisieron perderse esta vigesimoquinta edición de los premios Forqué.

El director Santiago Segura y Elena Sánchez se reencontraron en el escenario para comenzar con un monologo en el que no faltó acidez. Segura mencionó la ausencia de las figuras más representativas del gobierno y la realeza española, mientras que la presentadora daba la nota positiva y no tan picante a la gala. En dicho discurso, ambos hicieron hincapié en homenajear a las veinticuatro ganadoras anteriores del premio y al cine español de los últimos años.

Tanto fue el homenaje que se decidió dar un premio a la mejor película ganadora del Forqué de los últimos 25 años, que fue a parar para El laberinto del fauno. La cinta de Guillermo del Toro se convirtió en la galardonada sorpresa de la noche, superando a su más de veinte contrincantes y dejando claro que la historia de Ofelia sigue muy presente en la vida de los cinéfilos españoles.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *